Ahuramazdah

El Weblog sin dogmas

Evidencias de extraterrestres ¿Y… dóde están?

Posted by keithcoors_00 en 21 abril, 2008

Hay muchas maravillas en este universo. Rebosa de fenómenos espectaculares, de sucesos que salen de lo cotidiano para sorprendernos y llenarnos de asombro. Incluso los más pequeños pueden lograr llamar nuestra atención y motivarnos a preguntar ¿Porqué suceden?

Un fenómeno astronómico que causó revuelo en octubre de 2007 fue la “explosión” del cometa 17P Holmes

, que en realidad no fue una explosión sino un “outburst”, difícil traducir al español correctamente. Este fenómeno, en el que el cometa aumentó su brillo aparente un millón de veces en pocos días, pudo ser observado por cualquier astrónomo aficionado. La evidencia del suceso pudo tenerse a la mano (o a la vista), sin mayor problema, y el análisis de las causas también estuvo a la mano a través de sitios especializados en internet.

Otros fenómenos más comunes, igualmente espectaculares, lo constituyen los eclipses de luna, o las conjunciones de objetos observables en el cielo. En ambos casos, las evidencias de que los modelos que las predicen son confiables, así como del fenómeno mismo, estuvieron al alcance de cualquiera.

Otros fenómenos menos visibles, como la fisión nuclear, tienen también sus formas de manifestarse. Cientos de reactores nucleares alrededor del mundo (de investigación o de potencia) producen energía para países enteros y datos para investigación suficiente como para que un ejército de científicos continúen explorando las tecnologías y las aplicaciones de este tipo de energía. Las evidencias de estos fenómenos no están tan a la mano, se requiere de instrumentos, preparación, y certificaciones para comprobarlos de primera mano.

Sin embargo existen sitios de difusión que son confiables y suficientemente apegados a los hechos, cuya misión es poner al alcance de los versados y no versados en estos asuntos, la información de primera mano de los especialistas.

Otros eventos no relacionados con fenómenos, sino con avances tecnológicos o científicos están al alcance de quien desee investigar más sobre los asuntos; tal es el caso del “Large Hadron Collider“, comentado en entradas anteriores. Las evidencias de ese tipo de adelantos tecnológicos aun están más restringidas, aunque a la prensa especializada se le permita obtener imágenes y declaraciones de los principales responsables técnicos.

Lo que no es posible aun dilucidar de manera convincente es la moda de hablar de la existencia de extraterrestres rondando por nuestras tierras, nuestros aires, nuestros cultivos y nuestras mentes. Digo que aun no es posible dilucidar porque aunque hay mucha gente que afirma que existen, que apasionadamente defiende la tesis de que rondan entre nosotros, que intercambian tecnología, que nos abducen, que nos contactan, que estamos a su merced y en el peor de los casos bajo su amenaza, la experiencia extraterrestre aun carece de la base de evidencias que podría darle un sustento fuera de la intención mediática o de la convicción casi religiosa de sus defensores.

La historia que comentaré se suscitó en uno de los foros de Yahoo en los que a veces me invitan a participar. En esta ocasión, a raíz de que compartí en el foro una de las entradas de este blog, uno de los moderadores y dueños de este grupo respondió de una forma que me asombró, por la seguridad con la que afirmó las cosas. Citaré el párrafo más interesante:

Evidencia de vida extraterrestre hay tanta y tan apilada y tan bien guardada que un grupo de gente, que no son pocos, conocen a la perfeccion, lamentablemente y como se dara cuenta no solo es informacion clasificada US, pero en su caso hare un escepcion a la regla y le informare donde puede encontrar su evidencia.
Esta se encuentra en el 33 subsuelo de la base en las islas Wallops, no la conoce? no se haga probñlem
a (sic) le comento es base de lanzamientos de naves ultrasecretas solo pasara por 33 niveles de seguridad, pero le aseguro que de esceptico luego de llegar no le quedara nada.
Espero haberlo ayudado con sus dudas con un buen fajo de billetes un ticket de avion y mucha suerte esta a un paso de dejar de ser un esceptico, pero si lo logra le recomiendo que sea como los tres monitos ciego sordo y mudo, poco precio para lo que consiga ver.
(Los errores de redacción y de tecleo involuntario son de origen, N. de KC).


Que curioso, digo yo, porque nadie le pidió que me proporcionara información sobre las evidencias, pero como me intrigó eso de las islas Wallops, en forma casi inmediata le pregunté: “
¿Cómo sabes que hay esta evidencia? Es decir, si afirmas que está apilada y bien guardada, ¿cómo es que lo sabes?”. Una vez más la respuesta no se hizo esperar:


…y ya me abra investigado ,si lo hizo ,mson preguntas que estan demas,no le parece? Pero veo que no asi ;que la unica manera de saberlo es HABER ESTADO ALLI, o que uno conozca gebte que trabaje alli,no le parece? Pero le repito con todo el repeto que me merece,hagame caso invierta que si lo hace sale del escepticismo,no quiero que CREA en lo que digpo solo lo oriento para que se quite las dudas. (Los errores de redacción y de tecleo involuntario son de origen, N. de KC).


Me sorprendió que sugiriese, de nuevo, que me tomara el tiempo y el dinero para ir a esas islas, con el objeto de salir del “escepticismo”. Por mi mente pasaron varias ideas entre las que estaba la imagen del compañero KC tomando un tour por esas islas para escabullirme los 33 niveles de seguridad y para llegar a las “evidencias”; y después decir “no he visto el mal, no he oído el mal y no diré el mal”, como sugiere con la referencia de los tres monos. Respondí lo siguiente:


Espero que no le incomoden mis preguntas. Porque más vale preguntar que suponer en falso.
Me parece que puede haber un número grande de razones para afirmar que esas evidencias de las que usted habla se encuentran donde usted dice, entre ellas la imaginación excacerbada y la necesidad de notoriedad, que (…) también son lógicas. Por ello pregunto.
Le aconsejo que no me tome por tan poca cosa. Me manda usted a un sitio en el extranjero, en el que tengo que pasar 33 niveles de seguridad (según dice usted), para intentar ver información clasificada (de acuerdo a usted). Mire, puedo invertir mi dinero y mi tiempo en ese y en muchos proyectos más, pero antes de embarcarme en una empresa difícil, además de costosa, primero pregunto que es lo mejor que sé hacer. Disculpe que dude, pero de lo que no debe dudar usted es de mi inteligencia.
Y deseo hacer muy clara mi postura, respecto a su dicho y respecto a cualquier otro tema. Aun teniendo evidencias en la mano, mantengo un pequeño resquicio de duda. Por ello soy escéptico y no creyente.
Ahora continúo.
Si como se desprende de su último mensaje usted ha estado ahí o bien conoce a alguien que ha estado ahí, ¿podría referir sus experiencias?


Para este punto los ánimos comenzaban a caldearse. Mal hecho de mi parte, lo admito. Pero eso es objeto de otro tema. Lo importante aquí es terminar la entrada con la respuesta a esta última pregunta:

No ,no quiero referirme a mis experiencias ya que nunca lo he hecho, porque no tengo una imaginacion exacerbada,ni busco notoriedad lo que ha esta altura seria muy facil, aunque si muchos intentan sacar lo que conozco para hacerse notar…….
Mi funcion es solo la de investigar y dar las conclusiones a este grupo ,no deambulo por las listas haciendome notar aunque figuro en casi 60 de ellas en la misma tematica donde aporto lo mio,he posteadfo innumerables datos y evidencias en toda lista,he trabajado donde otros seguro no y he tenido una familia numerosa viviendo en el mundo con el orgullo de haber estado al lado de ellos recibiendo sus premios por labor cientifica,pero claro esto es leer algo que ud ya sabe como buen investigador que es.
Por ello no remito referencias ,ya las he dado y nadie hasta la fecha ha podido rebatirlas,no se puede rebatir la verdad, no le parece???
Me alegra enormemente que disponga los medios para encarar una expedicion como la que le he propuesto ,pero el que quiera saber que se queme las pestañas decia mi tio. (Los errores de redacción y de tecleo involuntario son de origen, N. de KC).


No tiene caso repetir mi última respuesta aquí, ya que estuvo cargada de hostilidad. Y la idea no es hacer crecer esta característica indeseable de mis contribuciones. Lo que es importante y trascendente para el objetivo de la entrada es que el forista tuvo una respuesta contradictoria, oscura y dogmática, por lo que detallo a continuación.

  1. Contradictoria porque responde “No, no quiero referirme a mis experiencias, ya que nunca lo he hecho“, y dos párrafos adelante afirma “Por ello no remito referencias ,ya las he dado…”. ¿Cómo escoger cual es la buena? Nunca lo ha hecho pero ya lo ha hecho.
  2. Oscura porque no comparte más que sus afirmaciones, sin soporte, sin referencias, sin forma de corroborar que lo que dice es cierto.
  3. Dogmática porque de sus experiencias afirma “nadie hasta la fecha ha podido rebatirlas, no se puede rebatir la verdad, no le parece???

¿Cómo rebatir lo que no se puede ver? ¿Cómo analizar la supuesta evidencia si el forista me envía a una isla en el extranjero a robarme supuestos secretos? No puedo ni debo tomar sus palabras como verdades, pero tampoco como mentiras. Ante la ausencia de referencias para otorgar un cierto valor de veracidad a sus dichos, es imposible concluir nada. Simplemente subsisten las dudas y la imposibilidad de dilucidar el asunto.

Pero queda una pregunta en el aire. Si está tan seguro de que la verdad le asiste ¿Cuál es la razón de resistirse a compartir la información que puede darle validez a su dicho, en un foro que está para eso, para intercambiar información? La repuesta puede inmersa estar en sus propios mensajes:

…aunque (…) muchos intentan sacar lo que conozco para hacerse notar

Eso se parece mucho al síndrome del “Pan de mis hijitos”, como se dice en el argot de la ciencia en México. Es la postura del “No comparto lo que sé porque capaz que me lo robas; y si me lo robas no podré usarlo para mis fines o al menos tendré que compartir mis beneficios contigo; y si es así ¿qué comerán mis hijos?”

Hablamos de supuestas evidencias de extraterrestres, no de información económica privilegiada para inversionistas en la bolsa de valores. Así es la convicción casi religiosa de sus defensores: Cree en mi y obtendrás el conocimiento.

Respondiendo parcialmente a la pregunta del título de esta entrada terminaría diciendo: Las evidencias de que los extraterrestres andan haciendo diabluras con nosotros, aquí en nuestra Tierra, al parecer están en un sitio al que nadie puede llegar, y si llegas a él debes quedarte ciego sordo y mudo.


Anuncios

Una respuesta to “Evidencias de extraterrestres ¿Y… dóde están?”

  1. adegas said

    para mim, bastam as evidências arqueologicas na antiguidade!!! em hieroglifos, em imagens religiosas nas pinturas antigas! em textos antigos! será necessario concretizar?

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: