Ahuramazdah

El Weblog sin dogmas

Oscuro, quizás para siempre, parte 3

Posted by keithcoors_00 en 8 junio, 2008

Traducción: KC
Sigue de la parte 2

El gran pastel

El año pasado, un comité de la Academia Nacional de Ciencias recomendó que un observatorio de energía oscura sea la próxima misión en un programa de astrofísica llamado Más allá de Einstein.

En la actualidad hay tres competidores para el trabajo: El SNAP del Dr Perlmutter (SNAP, siglas de Super Nova Acceleration Probe); El ADEPT (siglas de Advanced Telescope Dark Energy) dirigido por Charles Bennett de Johns Hopkins; y DESTiny (de Dark Energy Space Telescope) dirigido por Tod Lauer del Observatorio Nacional de Astronomía Óptica en Tucson .

También en proceso, sólo para darle sabor, hay una misión europea conocida como Euclides, lo que podría volar en 2017, si es aprobada por la Agencia Espacial Europea. La NASA y el Departamento de Energía, trabajando juntos, esperan hacer una selección final para la misión de energía oscura – coloquialmente conocida como J-DEM (Joint Dark Energy Mission) – la próxima primavera y ponerla en marcha a mediados de la próxima década.

Eso suena como un buen progreso, pero algunos astrónomos, entre ellos los ex miembros de la propia comisión de la academia, se han quejado de que 600 millones de dólares es menos de la mitad de los $ 1,200 millones a 1,500 millones de dólares que la comisión de la academia estima que son necesarios para hacer el trabajo. En una reciente carta a Michael Salamon, el científico de la NASA responsable del proyecto, 11 de los miembros de la comisión, incluidos sus presidentes, instaron a la NASA para elevar el tope de gastos de la misión: “el corte de presupuesto a la mitad probablemente haría del logro de estos objetivos algo imposible “.

Los 600 millones de dólares de la NASA no incluyen el costo de lanzar el satélite, por lo que la diferencia no es tan grande como parece. Pero en Baltimore, Jon Morse, director de astrofísica en la NASA, advirtió que si los astrónomos querían gastar del orden de miles de millones de dólares, otras misiones en astronomía podrían quedar fuera de la mesa.

La NASA tiene que vivir dentro de sus posibilidades, el doctor Morse dijo en una entrevista.

“De lo contrario,” dijo, “Más allá de Einstein se convierte en más allá de la realidad“.

¿Un agujero en el futuro?

Sea cual sea la propuesta finalmente seleccionada, el satélite de energía oscura devolverá una oleada de datos sobre el universo y sus extraños pobladores, tanto visibles como invisibles. Estos datos podrán transformar la astronomía en formas imprevisibles, pero no hay garantías de que servirán para descubrir el misterio de la energía oscura.

Ambas alternativas a la constante – algún extraño campo de energía en el espacio, o una modificación a la teoría de la gravitación de Einstein – podrían variar enormemente en el transcurso de la historia. Pero Paul Steinhardt, un teórico de la Universidad de Princeton, sostuvo que ellos tienden a imitar la constante cosmológica tan de cerca que los distintos modelos no se pueden diferenciar dentro de los límites proyectados de error, de un pequeño tanto por ciento. Él llamó a esta borrosa incertidumbre como “el agujero J-DEM.” El espectro del agujero J-DEM dominó un panel de discusión más tarde en la semana dedicada a la pregunta, “¿Qué tan bien lo tenemos que hacer?”

La respuesta, dijo el doctor Krauss de Case Western, fue “mejor de lo que seas capaz de hacer”.

El único trabajo verdadero, dijo, es a diferenciar la energía oscura de la constante cosmológica. “Si no respondemos a esa pregunta, no se ha aprendido nada”, dijo el Dr. Krauss.

Comparó la situación actual con el desarrollo de la mecánica cuántica, la paradoja de profundas reglas que rigen en el interior del átomo, que revolcó a la ciencia en la década de 1920.

Esa revolución, señaló, se derivó de la incapacidad de los teóricos para explicar la llamada radiación de cuerpo negro emitida desde un objeto caliente brillante. La solución no vino de hacer más y más mediciones precisas del espectro de cuerpo negro, sino más bien de la cabeza de personas como Niels Bohr y Werner Heisenberg, quienes previeron nuevas formas en las que los átomos pueden trabajar y extrañas nuevas leyes de la naturaleza.

“Realmente necesitamos una nueva teoría, y tenemos ninguna por ahora”, dijo el Dr. Krauss.

En el ínterin, los astrónomos pueden tener suerte. A pesar del análisis del Dr Steinhardt, las mediciones de de la fuerza de la energía oscura podrían converger a un valor que no exactamente igual al de la constante de Einstein. O podría resultar que ha cambiado con el tiempo cósmico y no es constante. Einstein y el doctor Witten estarían fuera de la jugada.

Michael Turner, cosmólogo de la Universidad de Chicago que acuñó el término “energía oscura”, dijo que se podría medir la salud de un campo por las preguntas que provoca, y citando al doctor Morse de la NASA, quien fue moderador del debate, así como como a sus colegas, dijo: “Usted tiene un puesto de trabajo, para ir a tocar a la puerta de todos y decir que esta es la oportunidad de su vida.”

El Dr. Krauss dijo: “Sería una locura para nosotros dejar de hablar de esto”.

Y agregó: “Hay que hacer lo que se pueda. Habría que estar loco para no buscar. “

Imagen de Wikipedia.

Anuncios

Una respuesta to “Oscuro, quizás para siempre, parte 3”

  1. […] Oscuro, quizás para siempre, parte 3 […]

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: