Ahuramazdah

El Weblog sin dogmas

Es bueno hacer Blogs

Posted by keithcoors_00 en 14 marzo, 2009

La ciencia daña tanto a los que no saben servirse de ella, cuanto es útil a los demás.

Anaxágoras


Desde el
Editorial de Nature Traducción: KC


Los investigadores deberían comprometerse más con la blogosfera, incluidos los autores de los trabajos en prensa.

La participación en Blogs ¿es parte de la ciencia, del periodismo o del discurso público? De hecho, pueden ser todos estos – una ambigüedad que a veces puede dejar a los científicos con la sensación de incertidumbre acerca de de las reglas del juego.

Imaginemos, por ejemplo, un caso en el que el blog de Nature El Grandioso Más Allá, Más Allá destaque nuevos resultados científicos presentados en una conferencia sobre el clima. Esa entrada del blog estimularía un debate en línea, con los escépticos del clima interpretando los resultados a su manera, y otros disparando réplicas. Imaginemos también que el trabajo se describe en un documento que ha sido aceptado, aunque no publicado, por Nature. Los autores del artículo quieren entrar en la refriega, pero se sienten inhibidos de hacerlo debido al embargo impuesto por Nature y de muchas otras revistas sobre la comunicación por parte de los autores a los medios de comunicación antes de su publicación. Y entonces ¿por qué Nature bolgueó de todas formas su trabajo, adelantándose a su publicación?

Esta situación pone de manifiesto una necesidad de aclaraciones sobre los procedimientos de las publicaciones de Nature, y sobre cómo aplicar embargos a los blogs. También destaca en general la importancia potencial de los científicos participando en la blogosfera.

Hay debates sociales que tienen mucho que ganar de las voces sin censura de los investigadores.

Todas las revistas de Nature mantienen la confidencialidad acerca de los documentos presentados, de modo que sólo los editores directamente responsables de esos documentos saben de ellos. Otros miembros del personal – incluidos los periodistas de las diversas publicaciones – son generalmente informados sobre un artículo sólo una vez que ha sido aceptado, y con la salvedad de que no divulguen ninguna información al respecto a los contactos externos o a los lectores. Asimismo, se pide que los autores se abstengan de promover activamente su labor a los medios de comunicación y al público antes de su publicación. Esta política de bloqueo se basa en el principio de que los mejores intereses de los científicos y del público son servidos por la cobertura de la prensa sobre los trabajos que han sido revisados por expertos, y están disponibles para que otros puedan verlos por sí mismos.

Al mismo tiempo, sin embargo, la norma fundamental de Nature ha sido siempre la de promover la comunicación científica. Por lo tanto, Nature nunca ha tratado de impedir que los científicos presenten sus trabajos en conferencias, o depositar los primeros borradores de los artículos presentados en los servidores de preimpresión. Por lo tanto, si los periodistas de Nature o de cualquier otra publicación escucharan los resultados presentados en una reunión, o los encontraran en un servidor de preimpresión, los hallazgos están dentro del juego limpio para su cobertura – incluso en el caso de que la cobertura esté adelantada a la publicación del artículo. Esto no se considera una ruptura del bloqueo de Nature. Tampoco se trata de una violación si los científicos responden a los periodistas sus preguntas, para asegurar que los hechos sean correctos – siempre y cuando no promuevan activamente la cobertura en los medios de comunicación.

La blogosfera se diferencia de los medios de comunicación y medios de comunicación especializados, en muchos aspectos, pero las mismas consideraciones se aplican en la difusión de nuevos resultados científicos allí. Los autores de artículos en prensa tienen el derecho de corregir inexactitudes y apuntar los resultados que aparecen en un artículo. Sin embargo, un análisis completo debe esperar a la publicación del documento.

De hecho, los investigadores harían bien en bloguear más de lo que hacen. La experiencia de revistas tales como Cell y PLoS ONE, que permiten a las personas formular observaciones sobre los documentos en línea, sugiere que los investigadores son muy reacios a participar en esos foros. Pero la blogosfera tiende a ser más desinhibida, y parece probable que los debates técnicos allí aumenten.

Además, hay debates sociales que tienen mucho que ganar de las voces sin censura de los investigadores. Un buen sitio web de blogs consume gran parte del tiempo libre de uno o varios científicos plenamente comprometidos que escriben y moderan. Sin embargo, pueden hacer una diferencia en la calidad y la integridad del debate público.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: