Ahuramazdah

El Weblog sin dogmas

Buscando la ignición de la fusión

Posted by keithcoors_00 en 2 junio, 2009

Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad.

Albert Einstein


Desde el NY Times
Por WILLIAM J. BROAD
Traducción y resumen: KC


En un valle seco de California, en las afueras de una pequeña ciudad, una catedral de luz está por ser dedicada. Al igual que las catedrales de la antigüedad, está construida en una escala sin igual con tecnología sin igual, y encarna una tendencia científica que, en caso de confirmarse, podría llevar a la civilización a nuevas alturas.

“Trayendo Energía de Estrellas a la Tierra”, se lee en una pancarta gigante que ha sido recientemente desplegada en un edificio del tamaño de un estadio de fútbol.

El sitio, con un costo de $ 3,500 millones de dólares, es conocido como la Instalación Nacional de Ignición (o NIF por sus siglas en inglés: National Ignition Facility). Durante más de medio siglo, los físicos han soñado con la creación de pequeñas estrellas que inaugurarían una era de ciencia pesada y energía barata, y la NIF pretende encender ese fuego.

En teoría, los 192 láseres de la instalación – fabricados con casi 100 kilómetros de espejos y fibra óptica, cristales y amplificadores de luz – se encenderán al mismo tiempo para pulverizar un depósito de combustible de hidrógeno más pequeño que la cabeza de un cerillo. Comprimidos y calentados a temperaturas mayores que las del núcleo de una estrella, los átomos de hidrógeno se fundirán formando helio y liberando ráfagas de energía termonuclear.

El director del proyecto, Ed Moses, dijo que de llegar a la cúspide de ignición (definido como el logro de la fusión) ha llevado a unos 7,000 trabajadores y 3,000 contratistas una docena de años, realizar un trabajo para crear un coloso de precisión con millones de piezas y 60,000 puntos de de control, 30 veces más que en el transbordador espacial.

“Es la historia de la catedral”, dijo el Dr. Moses durante una visita. “Hemos reunido los mejores físicos, los mejores ingenieros, lo mejor de la industria y del mundo académico. No se tiene a menudo esa oportunidad para aprovecharla”.

En febrero, la NIF disparó sus 192 rayos en su cámara objetivo por primera vez, y ahora tiene el láser más poderoso del mundo, así como el instrumento óptico más grande jamás construido. Pero aumentar aún más sus energías hasta el punto de ignición puede tomar un año o más de experimentación y podría, reconocen los directivos, demostrar su inutilidad y quizás su imposibilidad.

Por esa razón, los escépticos consideran la NIF como un colosal engaño que está despilfarrando valiosos recursos en un momento de dificultades económicas. Se estima que sólo su operación costará $ 140 millones de dólares al año. Algunos incrédulos se mofan llamándole Instalación Nacional de Casi Ignición, o NAIF (ingenuo) por sus siglas en inglés: National Almost Ignition Facility.

Incluso quienes apoyan el esfuerzo son prudentes. “Ellos han logrado progresos”, dijo Roy Schwitters, un físico de la Universidad de Texas que dirige un panel federal que ha evaluado recientemente las perspectivas de la NIF. “El encendido puede llegar a ser posible. Pero hay todavía mucho que aprender”.

El Dr. Moses, mientras que no ofrece garantías, argumentó que cualquier esfuerzo involucra grandes riesgos y que la apuesta ha valido la pena por el potencial de recompensas.

Dijo que si la NIF tiene éxito, podría ayudar a evitar las pruebas subterráneas de armas nucleares, revelará la vida oculta de las estrellas y prepararía el camino para una nueva clase de plantas de energía.

“Si funciona la energía de fusión”, dijo, “se tendrá, para todos los efectos, un suministro ilimitado de energía libre de carbono que no es geopolíticamente sensible. ¿Qué más nos gustaría? Es un cambiador de juegos”.

El plan de operaciones para la NIF, añadió, es llevar a cabo de 700 a 1,000 disparos de láser por año, con cerca de 200 de los experimentos centrados en ignición. No hay peligro de una explosión galopante, dijo. La fusión se mantiene por el calor y la presión, no por reacciones en cadena. Además, el combustible es minúsculo y el flash del láser es extraordinariamente corto. Durante un año de operaciones, el Dr. Moses dijo, “la instalación funcionará sólo tres milésimas de segundo”, pero generará una cascada de datos y puntos de vista.

“Los tropiezos no son inusuales cuando se toman grandes proyectos de riesgo”, afirmó el Dr. Moses y añadió que la norma del tropiezo se aplica también a las catedrales.

Habiendo crecido en Eastchester, cerca de la ciudad de Nueva York, señaló que la Iglesia Catedral de Saint John the Divine, en el lado occidental alto de Manhattan, aún en construcción después de más de un siglo. ¿Vale la pena, a pesar de los retrasos?

“Por supuesto que lo es”, dijo. Tomar grandes proyectos que desafían a la imaginación “es lo que hacemos como especie”.
.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: