Ahuramazdah

El Weblog sin dogmas

Anulación del voto: Vudú electoral.

Posted by keithcoors_00 en 3 julio, 2009

El vudú es una religión que se originó a partir de las creencias que poseían los pueblos que fueron trasladados como esclavos desde el África Occidental y del contacto de estas creencias con la religión cristiana propia de los esclavistas.


Creo que se ha generado una especie de obsesión por llamar a la anulación del voto. De veras. Hay sitios web dedicados al 100% a intentar convencer a los lectores sobre las razones para anular el voto.

Lástima que sea una idea de penetración masiva en una sola dirección. En los sitios que he visitado hay poca posibilidad de opinar sobre los temas. En este sitio: http://anulomivoto.blogspot.com se publican 23 razones para anular el voto. Curioso que digan en la razón 8 “La anulación cuenta como un instrumento válido para sacudir, presionar, exigir, y empujar a la profundización democrática” y no permitan siquiera opinar con un comentario en la entrada (que se subió el 28 de junio pasado). Eso es como si tampoco al webmaster le gustara profundizar en la discusión democrática.

Termina el rosario de razones del sitio anterior con esta: “Ahora bien, si usted quiere tachar la boleta en favor de un candidato en vez de anular su voto o de votar por “Esperanza Marchita”, hágalo. Está en su derecho. Piense, sin embargo, en que probablemente jamás volverá a ver al diputado por el cual votó porque –en este sistema democrático trunco y parcial– usted no le importa. Él o ella dirá que lo representa cuando en realidad no podrá hacerlo.”

Y yo pregunto a la autora (supuestamente Denise Dresser) ¿acaso anular el voto va a hacer que el diputado vaya a mi casa, que se interese por mí, que me cuide, me apapache y me dé la sopita en la boca? O sea, ¿Acaso piensa Denise que anular el voto obrará esta clase de magia? Pobre Denise, que al parecer piensa que Harry Potter y Obi Wan Kenobi pueden venir en auxilio del pueblo mexicano, para obligar a los “malos” a cambiar para bien, mediante el conjuro mágico (y estúpido) de la anulación del voto. Pero más compadezco a los que piensen que Denise tiene razón.

Porque eso de que el diputado electo no nos representa depende de qué tipo de representación hablemos. Y pienso que con su propuesta de anulación mágica Denise pretende, además, anular la capacidad de los mexicanos para tener la voluntad de ir con el diputado y presentarle un par de propuestas.

No, Denise, por lo menos a mí no me anulas.


Luego está el sitio de Luis Manuel Perez de Acha que se llama voto en blanco http://votaenblanco.org.mx/. Aquí nos indica el buen Luis Manuel que “El gran círculo (abarcando todas las opciones de la boleta) representa a todos los ciudadanos que están descontentos con la actuación de la partidocracia y el trazar la X sobre él significa que estaremos votando por la ciudadanía”. Simbología barata, digo yo. Y luego nos firma su panfleto diciendo: “LA ABSTENCIÓN ES APATÍA, VOTAR EN BLANCO ES PARTICIPACIÓN”. No pues sí, muy participativos vamos a estar. Yo más bien digo:

Votar en blanco es querer que la magia negra cambie las cosas.

No me resigno a pensar que la única opción que se tiene es hacerle al brujo con las boletas. Eso es ridículo, es atrasado, es retrógrada, es denigrante. Y a veces pienso que esta gente medio educada que promueve estas estupideces del voto anulado puede tener otros fines ulteriores. Quizá favorecer a un partido (como creo que es el caso de Loret de Mola y otros periodistas de televizca). Y más duda me causa eso de los anuncios pagados invitando a la anulación del voto ¿quien los paga?

Ya lo decía antes. No es problema de un partido u otro, finalmente nuestro diputado electo (que no es de Finlandia, ni de Júpiter, ¡es mexicano!) representa a unos 250 mil ciudadanos del rumbo. Sea quien sea, del partido que sea, lo que deberíamos hacer es ir a enchinchar a nuestro diputado a su oficina (todos tienen oficinas locales). Debemos participar verdaderamente llevando propuestas y no pidiendo que nos perdonen multas. Debemos llevar proyectos y no solicitudes de apoyo financiero. Debemos ir a pedirle cuentas y no a pedirle unos “vales de despensa”.

No al denigrante vudú electoral.
Sí al voto razonado y a la posterior exigencia organizada.
Imagen de entrada: Práctica vudú de insertar alfileres en un muñeco.
Imagen de salida: Bandera Vudú.
Anuncios

4 comentarios to “Anulación del voto: Vudú electoral.”

  1. Vela said

    Este es un enlace a una pagina donde se habla sobre el foro “México ante la crisis, ¿qué hacer para crecer?”, inaugurado el 29 de enero del presente año, donde la “pobre” (como tu la calificas) Dra. Denise Dresser tuvo su ponencia ante diputados y senadores en ese foro.
    Desearía te tomaras el tiempo para ver completos todos los videos de su participacion y me concedieras un comentario en estos dias posteriores.

    Este es el enlace

    http://bluelennon.wordpress.com/2009/02/16/mexico-ante-la-crisis-%C2%BFque-hacer-para-crecer/

    En caso de que el enlace no aparezca correcto, encuentras los videos en YouTube.

    Me parece que el “pensamiento mágico” no esta por ningún lado durante todo su discurso. Ojalá y lo deseo de todo corazón te tomes el tiempo para ver los videos.

    ATTE: Éste a quien compadeces.

  2. Anulista said

    Oye, algunas veces me gustan tus opiniones, pero creo que esta vez si te falto investigar un poco.

    Como bien dice el comentario de arriba, Denisse estuvo frente a los diputados, les hizo propuestas mediante su discurso, y mira si le hicieron caso… no, se la pasaron proponiendo cosas que sabian que no podían cumplir, se la pasaron atacandose unos a otros y tratando a sus electores como estupidos; solo alguien verdaderamente estupido votaría por alguno de ellos.

    Espero hayas por lo menos investigado las propuestas de algunos en pro de la anulación del voto, las propuestas eran sencillas, eficientar los gastos y reducir el número de diputados, entre otras. Cualquier partido inteligente (PSD, Nueva Alianza o cualquiera) hubiese tomado esas propuestas como propias, pero en cambio, prefirieron ignorar a los ‘anulistas’ y he ahí las consecuencias. Todos los que anulamos los votos sabiamos perfectamente que no ibamos a producir un cambio en corto plazo y sabiamos que no iba a evitar que alguien “ganará”, lo único que deseabamos era que los partidos politicos reconocieran que los ciudadanos tenemos mucho peso politico, y en cierta forma han visto que es cierto.

    Otra cosa, el que hayamos anulado el voto no significa que no vamos a exigir; después de todo, parece que ya somos la 5ª fuerza politica del país, de acuerdo a los porcetajes que he visto hasta ahora. De verdad, investiga un poco más antes de escribir artículos ofensivos, así por lo menos, tendrás mejores armas para criticar cualquier movimiento.

  3. kidcooler said

    Hola Anulista.

    No creas que no investigué. Una cara es la de Denise frente a los diputados y otra frente al pueblo. En el discurso que se aventó en ese foro estuve de acuerdo con ella en un 85% de lo que expuso. En lo que no estoy de acuerdo es que sólo analice una cara de la moneda.

    Mira, en mi vida he visto a muchos doctores (no médicos) que regresaban de sus estancias con buenas ideas. Lo malo es que de inmediato querían subirse a los niveles altos de la jerarquía. Pocos regresaban con humildad suficiente como para trabajar en la parte más básica de los procesos. El conocimiento de los Ph. D.’s debe aplicarse en las bases, no en las cúpulas, pues así de nada sirve, o por decirlo de otra forma, sigue fomentando la existncia de cúpulas. Eso de poner a los doctores a trabajar en lo básico es una práctica común en los países industrializados. Acá en mi México, hay que admitirlo, la jerarquía mata todo. Es una lástima que así sea… pero eso puede revertirse si dejamos de admirar a las personas por lo que son en vez de admirarlas por lo que hacen, si dejamos de rendirle culto a las personas en vez de a las ideas.

    Me parece que Denise está cometiendo ese pecado.

  4. kidcooler said

    Hola Vela.

    En efecto, el discurso de Denise en el Congreso está orientado a los de esa clase. Les habla de lo que cuesta un taxi del aeropuerto y de lo caro que es el servicio de celular. Pero el discurso para la anulación del voto me pareció muy de “vudú”. Como dije en el comentario anterior, este problema de nuestro México tiene dos caras, la sencilla, la visible, es la de los políticos e industriales. La difícil e intrincada es la de la sociedad en sus bases

    Saludos

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: