Ahuramazdah

El Weblog sin dogmas

¿Quien cuida que se respete el voto?

Posted by keithcoors_00 en 8 julio, 2009

El tiempo no es sino el espacio entre nuestros recuerdos.

Henry F. Amiel

Recibí un comentario de mi buen amigo Tonyto, relacionado con la entrada sobre los resultados de las pasadas elecciones del 5 de julio. Este comentario dice, textualmente:

Me parece extremadamente simplista el análisis que haces e incluso en algunos puntos me parecen poco acertados al basarse en percepciones incompletas de la realidad.


Además de dejarle una respuesta , me puse a buscar algo del material de Tonyto. En efecto, tiene un blog personal en el que encontré esta entrada: Voto nulo, voto consciente, voto equilibrado…. Leyendo la entrada me motivé a dejarle un comentario bastante largo, pero el al parecer el “captcha” de validación de los comentarios de su blog no jala bien (dice:
Escribe el código captcha que estás viendo, y lo que se veía era una suma de dos números igualando a un signo de interrogación, pero al parecer lo que pedía era escribir el resultado de la suma y no escribir “lo que estás viendo”), por lo que el comentario se perdió. Así que me decidí a escribir una entrada con algunas de las ideas que manejé en el comentario.

En una parte de la entrada referida, Tonyto nos dice: “¿Quien asegura que ese voto no anulado realmente será respetado?. Todas las elecciones que me han tocado en lo que llevo de vida han sido fraudulentas de una u otra manera. En el 88 la caída del sistema, en el 94 mataron al candidato (Si eso no es fraude, que me digan que si es), en el 2000 la mercadotecnia pesada entró en las elecciones para manipular completamente la opinión pública (otro fraude, además de que desde el 88 ya se había pactado la subida del PAN al poder a cambio de que ratificaran al pelón como ganador) y en el 2006 ni que decir, quien piense realmente que Calderón ganó a la buena esta cegado de ver tanta televisión.

Pienso, aceptando el riesgo de equivocarme, que esta forma de pensar de mi estimado Tonyto está afectada por el sesgo de confirmación, que le hace observar únicamente la parte de la realidad que empata con sus creencias, haciendo a un lado aquello que va en contra, como las opiniones de su seguro servilleta. Eso haría que afirme que quienes opinamos diferente nos basamos en percepciones incompletas de la realidad. Para mostrarlo quisiera comentar su párrafo.

Lo primero es analizar y tratar de responder su pregunta inicial: Yo la replantearía como ¿Quien asegura que cualquier voto es respetado?

La respuesta obviamente NO es simple como la pregunta. No se trata de nombrar a una persona o a una institución (como el IFE y los Institutos Electorales Estatales, o IEE’s), sino de entender que la responsabilidad de que se respete el voto recae en todos los ciudadanos. Pero quizá eso sea demasiada responsabilidad para pedirle a mis conciudadanos. ¿Por qué lo digo? Permítaseme hacer una ligera revisión crítica de los datos duros de la última elección (tomados desde http://prep2009.ife.org.mx/PREP2009/index_prep2009.html, haciendo clic en la pestaña que dice “Nacional”).

Una vez realizado el trámite para sacar nuestra credencial de elector existe una escala de responsabilidad para medio cumplir con la responsabilidad de cuidar el voto como ciudadanos mexicanos:

  1. En el extremo más bajo de responsabilidad está el usar la credencial de elector solamente como identificación oficial. ¿Para qué votar, y para qué cuidar el voto? Bueno, este nivel lo tienen unos 40 millones de ciudadanos que no acudieron a votar, no obstante estar registrados en el padrón.
  2. El siguiente nivel es levantamos de mala gana para ir a votar y anular nuestro voto. Esto lo hicieron unos 2 millones de ciudadanos.
  3. El siguiente nivel es el de votar por un partido o un candidato cualquiera.
  4. Es más responsable aún votar por algún partido o candidato de manera razonada. Entre este nivel y el anterior están unos 34 millones de ciudadanos.
  5. Aún más responsable es la actuación de los funcionarios de casilla y representantes de partidos, quienes, además de votar, aportan su tiempo, paciencia y honestidad para hacer una elección limpia. Aquí suman al menos unos 560 mil ciudadanos (un presidente, un secretario y dos escrutadores por cada una de las 140 mil casillas), y puede llegar a más del millón si hubiese un representante por cada partido en cada casilla. Estos representantes de partido podrían tener, por ley, una copia del acta de escrutinio de la casilla a la que asistieron.
Al nivel de responsabilidad 4 estaría otra alternativa, que sería la que tendrían algunos ciudadanos que después de votar se tomasen la molestia de verificar los resultados de la casilla, resultados que se anotan en una lona que es colocada visiblemente afuera del sitio donde se ubicó la casilla.Así que esa sería la respuesta a la pregunta de Tonyto:

Al menos unos 560 mil ciudadanos en todo el país cuidan y aseguran que se respete el voto.

Otros más, como su seguro servidor, tomamos una fotografía de los resultados publicados y los comparamos con las tablas de datos del IFE o de los IEE’s, digo, por si del plato a la boca se cayese la sopa. En la siguiente imagen los resultados del PREP hasta hoy (elecciones federales) para la entidad Morelos, sección 0483:


Si mis lectores son curiosos pueden comparar los resultados de esta imagen con los de la primera imagen al final de la entrada anterior. Verán que coinciden al 100%.¿Podrían ser mayor el número ciudadanos cuidando el voto?

Yo digo que sí. Podrían ser todos los que anularon su voto como protesta. Eso haría que su protesta fuese más activa y aumentaría el número a unos 3 millones de observadores. Pero los números nos dicen que aún es más fácil para 40 millones de mis conciudadanos que no votaron, estar sentados criticando al gobierno y esperando que suceda un milagro para salvarlos.

Yo no podría afirmar que TODAS las elecciones desde 1988 a la fecha han sido fraudulentas. Y eso lo digo porque, aunque tenga sospechas, no tengo suficientes elementos de que así ha sido en todos los casos mencionados. Pero hablar de eso me llevará otra entrada.

Por lo pronto, me propongo seguir públicamente los resultados de mi distrito electoral y compararlos con los publicados afuera de la casilla, hasta donde se pueda.

Ilustra este texto una foto tomada a AMPLO en 2006 a pocos días de su derrota como candidato presidencial.
.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: