Ahuramazdah

El Weblog sin dogmas

Mentiras que se dicen sobre chemtrails y la guerra de las galaxias

Posted by keithcoors_00 en 30 diciembre, 2009

De todos los infortunios que aluden a la humanidad, el más amargo es que hemos de tener conciencia de mucho y control de nada.

Herodoto

Siguiendo con la fila de mensajes que aluden a los chemtrails, me llegó otro mensaje en el que supuestamente  se afirma que hay una conspiración para lograr una “programación y control mental” mediante una serie de suposiciones repletas de falsedades y pésima ciencia que se relacionan con este tema. Reproduzco aquí algunos párrafos de este mensaje enviado por Marta Brieman, forista de los Grupos de Google, quien insiste en propagar mentiras a toda costa (ver el mensaje original acá: http://documentosdeahuramazdah.wordpress.com/2009/12/30/ojito/)

Lo que tenemos entre manos se llama Guerra de las Galaxias. Es una combinación de chemtrails, para crear una atmósfera que soporte ondas electromagnéticas, osciladores electromagnéticos de campo (llamados girotrones) y calentadores ionosféricos. Las partículas fumigadas hacen que las armas funcionen mejor. Esto tiene que ver con su “estado estable” y la densidad de las partículas que mejoran la propagación de los rayos de plasma.

¿Qué significa todo esto? Significa que alguien está involucrado de forma inconstitucional en espionaje doméstico ya que los orbes de plasma entrenados en base a rayos electromagnéticos pueden ser usados para la programación y control mental. Los satélites pueden ser programados para hacer seguimiento y monitorizar frecuencias de distintas partes del cuerpo. Los rayos electromagnéticos que llevan los orbes gaseosos de plasma se adhieren al cuerpo, debido a la polaridad magnética, para monitorizar los ojos, las orejas y las partes privadas de las personas. Este sistema permite llevar imágenes de la misma forma que llevaría secuencias de una película, es un rayo de partículas que también se convierte en arma de frecuencias. El satélite descarga las películas holográficas de control mental, sonidos y sensaciones de las personas por medio de esta tecnología.


Para no hacer una larga lista de las falsedades que contiene este escrito, simplemente analizaré el primer párrafo, que supuestamente da sustento a toda la parafernalia conspiranoinca del mensaje:


Las ondas electromagnéticas NO necesitan una atmósfera que la soporte. Esta afirmación no es mala ciencia, es pésima ciencia. Desde hace más de un siglo sabemos que no es necesario un medio masivo para la transmisión de oscilaciones electromagnéticas. Si así fuera, nunca recibiríamos la luz del sol, pues esta, siendo una onda electromagnética, no podría transmitirse a través del vacío. Esta es una realidad cotidiana pasada por alto en el texto, lo cual es un indicio inequívoco de su intención fraudulenta. Ver más en la Wikipedia.


No hay tal idiotez de “girotrones”. Y los “calentadores ionosféricos” sólo reciben ese nombre coloquial por el tenue efecto que ocasionan (ver Wikipedia). Hay que saber un poco más de la atmósfera terrestre: La ionósfera se sitúa por encima de los 85 km de altura, diez veces más (aprox) que la altura del Everest sobre el nivel del mar. La ionosfera también se conoce como termosfera por las elevadas temperaturas que se alcanzan en ella debido a que los gases están en general ionizados. Si el sol está activo, las temperaturas en la termosfera pueden llegar a 1,500 °C; sin embargo, estas elevadas temperaturas no se corresponden con la sensación de calor que tendríamos en la troposfera porque en la termosfera la densidad es muchísimo más baja. (Ver Wikipedia). Así que la ionósfera NO necesita ni calentadores, ni partículas soltadas por aviones volando mucho más bajo que su límite inferior. Si esto NO se entiende es que estamos muy mal…


La densidad de partículas en la ionósfera no se ve afectada por las estelas dejadas por los aviones. La ley de la gravedad, postulada por Newton hace más de tres siglos (tal parece que estos tres siglos no han servido para educar a la gente) nos indica que las partículas serán atraídas por la tierra, así que soltando partículas en esas alturas no servirá para alterar su “densidad”.


Por otro lado, se afirma que existen “orbes de plasma entrenados”. Bueno, esto es lo más ridículo que he leído. Pensar que las artifacts de algunas fotografías son tal cosa  como artilugios tecnológicos con fines de control mental es una tomada de pelo del tamaño del mundo. No hay base alguna para sustentar tal tontería.


Las siguientes afirmaciones del texto de marras, basadas en los falsos supuestos anteriores, se vienen abajo, pues con un poco de conocimientos de física elemental de nivel secundaria se puede entender que TODO el texto es una falsedad. Entremezclar falsas características de la atmósfera, con afirmaciones sin bases, con la neurociencia, es verdaderamente ridículo. En especial cuando se menciona el título de una película al inicio de la entrada. Esto más que ser terrorífico, resulta ridículo y lúdico.


La gente que gusta de enviar y reenviar indiscriminadamente este tipo de mensajes, al estilo de la compañera Marta Brieman, hacen un flaco favor a la gente. Lejos de mejorar la conciencia de los lectores, el mensaje puede confundir a la gente ilusa o a quienes ignoran (por falta de conocimiento o por llana necedad) que la ciencia ya ha avanzado mucho en la desmitificación de este tipo de situaciones.


Resulta curioso como Doña Marta nos indica al inicio de su mensaje que “EL UNIVERSO ES PERFECTO!!! LA PERFECCION ESTA DENTRO NUESTRO… EL PODER ESTA DENTRO NUESTRO… PERO OO!!!!.., ESTEMOS ATENTOS.. DISFRUTEMOS, SEAMOS FELICES… PERO NO NOS DEJEMOS ENGANAR.


Y yo me pregunto ¿Como evitar ser engañado si se bombardea (diario) con mensajes de este tipo? No siempre tengo tiempo de leer tanta tontería, pero a veces lo hago y mi respuesta y consejo es el de siempre:


Hay que mantener una actitud crítica respecto a este tipo de mensajes fumados, realizar un par de búsquedas en google antes de reenviarlos y recomendar a nuestros hijos que estudien con ahínco la ciencia, que es el único antídoto para evitar caer en este “terrorismo” informático que se basa la ignorancia y la promueve por sobre la ciencia. Gente como doña Marta quizá no tenga remedio, pero las nuevas generaciones merecen respeto por parte de los adultos.


Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: