Ahuramazdah

El Weblog sin dogmas

Circo del Absurdo V.24: “Los pseudo-conceptos”

Posted by keithcoors_00 en 1 marzo, 2010

No hay absurdo que no haya sido apoyado por algún filósofo.

Marco Tulio Cicerón

Tampoco hay plazo que no se cumpla, y hoy, uno de marzo de 2010 tenemos el honor de albergar la versión 24 del Circo del Absurdo, después de un fallido intento el mes pasado. En esta ocasiòn celebrando absurdos y aniversarios que nos llenan de placer y emoción… bueno, al menos eso se pretende con esto del Bicentenario. O pseudo-bicentenario. Quizás sería más realista celebrarlo hasta 2021, pues fue en 1821 que se pudo obtener la independencia de la Corona Española, pero eso es otra historia.


La temporada de vacunación contra la influenza AH1N1 comenzó en México, y no ha faltado gente que siga tratando de sembrar el terror mencionando un infame informe de 1998 publicado en “The Lancet” como fundamento para satanizar las vacunas. Pero resulta que el autor del mencionado estudio que relacionaba la vacuna contra el sarampión con el aumento de casos de autismo, se desdijo, se retractó y se arrepintió de haber escrito tal falsedad. Como resultado el artículo fue sacado de los archivos de esta prestigiosa publicación médica. Este fue un buen golpe contra los negacionistas de los beneficios de la vacunación. Otro golpe contra la pseudomedicina fue dado por el Parlamento británico quien se pronunció porque en el Reino Unido se debe de dejar de apoyar la homeopatía, pues esa ciencia carece de validez. La Respuesta a Todo nos proporciona una reseña del asunto de The Lancet y el de el rechazo de Iglaterra a la homeopatía.


Desde Sentido Común estrenamos participación con un post que revela lo que se presenta como “escepticismo” en una sertie de cazafantasmas. Aquí la falacia es que se anuncia la serie con una frase de lo más chapucera: “Si no podemos encontrar una razón que explique los fenómenos, entonces estos son paranormales”. Esto mis estimados lectores no es sino pseudo-escepticismo y vale la pena leer esta entrada para revisar las implicaciones positivas de este tipo de chapucerías y sus dedicadas contrapartes.


Así que ¿Cómo se puede explicar que la gente crea en fantasmas o en otras cosas que sólo parecen mostrarse (sin dejar más rastros que dudosas marcas en la memoria) ante un selecto grupo de crédulos? Incluso ¿Cómo explicar que un astrónomo se deje engañar por pseudo historiadores que afirman que en 1421 los Chinos llegaron a América? La explicación se expone brillantemente en Ego Sum Qui Sum. En este espacio también se explica la pseudo historia de Hermes Trimegisto, supuesto autor original de “La Ley de la Atracción”. Yo sigo siendo de la opinión que esa ley se inventó cuando, en el largo camino de la evolución de la vida en esta roca, hubo necesidad de reproducción sexual.


Claro, la ignorancia no es sólo cosa de gente sin estudios o sin preparación. Hasta un asesor científico de un presidente de los EE. UU. ha mostrado esa característica. En ¡Cuánta Ciencia! se resume la pifia de don Fred Singer, consejero de Dwight D. Eisenhower, quien sugirió en 1960 que Fobos, la pequeña luna de Marte, podría ser una estación espacial abandonada. O sea, que a falta de más conocimientos la explicación más atinada de este señor era que Fobos era una pseudo-Luna.


Desde la Misma Casa Matriz del Circo del Absurdo, la famosísima Corte de los Milagros, nos llega esta entrada sobre la pseudo relación que existe entre una nube rara y la caída de basura espacial en el Estado de Puebla. Que haya gente que le crea a Maussán con sus locas teorías y sus fantasías, es cosa de su propia fe (o ignorancia). En los espacios escépticos solemos aplazar los jucios en espera de evidencias que los sustenten.


Por ello es que aquí, en Ahuramazdah, al revisar las historias que luego aparecen en la blogósfera, se hace un intento por verificar si hay fuentes fidedignas de información, no sea que la historia presentada sea una pseudo historia. Tal es el caso de Niburu, el pseudo planeta que orbita alrededor de una enana marrón que nadie ha visto, nadie ha detectado y nadie puede dar una evidencia clara de su existencia real. Excepto quizás los pseudo historiadores al estilo de Zecharia Sitchin, quien afirma que cualquier mito es fuente indiscutible de la historia.


Así, queridos amigos del Escepticismo, termina esta encarnación del Circo del Absurdo, con una buena colección de pseudo-conceptos desmitificados y descarnados por las mentes escépticas que nunca descansan… bueno, sólo a veces.

Imagen de entrada: Los pseudo enanos de la pseudo Blanca Nieves
Anuncios

5 comentarios to “Circo del Absurdo V.24: “Los pseudo-conceptos””

  1. Miguel said

    ¡Buen circo! Ya leí la mayoría de las colaboraciones, y voy a checar las demás. Están disminuyendo las colaboraciones, otrora eran hasta veinte. Hay que darle átomos. ¡Muchos saludos!

  2. Un circo corto, concentrado, y bueno. Aún así siempre recordaremos a The Lost One, el circo que pudo ser y no fue.

  3. TheJab said

    Constancia de lectura (a cada participación).

    Saludos

  4. ¡Cada vez es más difícil escribir algo específico sobre el absurdo porque lo que normalmente se ve en los diarios y la TV ya es un circo! ¡A divertirse! saludos

  5. […] del mes anterior, el Circo del Absurdo montó su carpa en tiempo y forma en la edición paralela de Ahuramazdah en WordPress, bajo un formato clásico de entrada – comentario que va directo al grano. De […]

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: