Ahuramazdah

El Weblog sin dogmas

Un candidato para los promotores de Hercólubus, Niburu o Nibiru

Posted by keithcoors_00 en 18 marzo, 2010

La fuente de todas las miserias para el hombre no es la muerte, sino el miedo a la muerte.

Epicteto de Frigia


En realidad no se trata de un planeta sino de una estrella, de la categoría “enana naranja”, y su nombre es Gliese 710. Y sí, al parecer se acerca con rumbo al Sistema Solar.


Aunque la entrada tiene como objeto presentar los últimos resultados de la simulación estadística realizada por Vadim Bobylev del Observatorio Astronómico Pulkovo de San Petersburgo, quien ha publicado una revisión de los cálculos de posiciones de las estrellas locales y sus velocidades para llegar a esta predicción, también tiene por objeto arrojar un huesito a los terroristas informáticos para que salgan con su batea de babas “Ya ven, hasta los científicos afirman la existencia de Hercólubus”.


Pero no hay que cantar victoria, mis desestimados terroristas informáticos. No hay razón para alarmarse. Las predicciones indican que, de seguir así, Gliese 710 tendrá una probabilidad de 0.86 para penetrar la zona conocida como Nube de Oort, y una probabilidad de 0.0001 de ingresar a la zona donde su paso podría representar una influencia significativa para objetos en el Cinturón de Kupier.


Bueno, mi estimado KC, pero Gliese 710 ¿Chocará con la tierra? ¿Cuándo sucederá eso? ¿Esta enana naranja trae un séquito de planetas en el que se encuentra el mítico Niburu, Nibiru o Hercóbulus?.


No parece que se acerque tanto como para “chocar” con la tierra o el sol. Y hasta ahora no se ha descubierto que tenga planetas orbitando a su alrededor. Pero aun en el caso de que los tuviera, no creo que se trate del mítico y fumado planeta de los terroristas místicos. Por una simple y sencilla razón. De acuerdo con el estudio referido, este probable encuentro pasará dentro de 1.5 millones de años. Bastante más que lo dicho por Sitchin (con un periódo orbital de alrededor de 3,600 años), Rabolú (quien dice que ya está tan cerca que se “siente” su influencia) y compañia. Y se calcula que su aproximación será a una distancia de un año luz del sol… Bastante lejos para un desastre planetario, pero suficientemente cerca como para alterar las órbitas de los pedruzcos que se encuentren en esa región.


La hipótesis es que los encuentros cercanos del tipo estelar en el pasado han arrojado objetos de la nube de Oort, creando algunos de los cometas de período largo que vemos hoy, como el cometa Hale Bopp. También se piensa que estos encuentros periódicamente podrían causar los eventos de extinción masiva en la Tierra a través de impactos de cometas.


Aunque ya se sabía por algún tiempo que la estrella – en la actualidad encuentra a 63 años luz de la Tierra y tiene aproximadamente la mitad de la masa de nuestro sol – se dirigía a nosotros, esta es la primera vez que se ha calculado una alta probabilidad de un encuentro cercano.


Así que, por el momento, no hay por qué tener miedo de esta estrella. Falta un millón y medio de años para que este encuentro estelar suceda. Y aun si sucede, no es seguro que signifique un peligro inminente para el Sistema Solar, para la Tierra o para los humanos. Eso dependerá de la alteración que se pueda producir en los objetos que se encuentran en el Cinturón de Kupier.



Referencias.


Parte del texto de la entrada y la imagen presentada, provienen de Discovery News (Autor Ian O’Neill).
Otros datos fueron tomados directamente desde el artículo original de Vadim Bobylev.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: