Ahuramazdah

El Weblog sin dogmas

Cuestionamientos sobre Genética, Ambiente e Inteligencia

Posted by keithcoors_00 en 5 agosto, 2010

Cuando no comprendemos una cosa, es preciso declararla absurda o superior a nuestra inteligencia, y generalmente, se adopta la primera determinación.

Concepción Arenal

Hace algún tiempo, en un grupo de Yahoo dedicado a cuestiones de inteligencia (no del tipo de espionaje o de estrategia, sino de capacidad intelectual) se plantearon algunas preguntas para ser respondidas por los foristas. Estas preguntas son:


  1. ¿Existe alguna relación entre el genoma y el Cociente Intelectual de un individuo?
  2. ¿Es hereditaria una inteligencia por arriba de la norma?
  3. ¿Influye también el ambiente en el que se desarrolla la persona?
  4. ¿Domina uno de los dos sobre el otro (genoma vs. ambiente)?


A continuación las respuestas que ofrecí en ese tiempo.


Respuesta a 1. Yo pienso que sí existe. Pero su transmisión a generaciones posteriores no está tan determinada como el color de ojos, por ejemplo. Incluso aunque así fuese, el desarrollo neuronal (en el que podemos basar el CI) lleva un proceso mucho más complejo que el de coloración de ojos. Es bien sabido que un humano en estado fetal, alimentado deficientemente durante su desarrollo, mantendrá el color de ojos de acuerdo con la mecánica de Dalton, pero su inteligencia, por otro lado, se verá menguada. La inteligencia humana requiere de un desarrollo completo y bien sustentado del cerebro y su manifestación en años posteriores puede verse afectado por la desnutrición de la madre (durante el estado intrauterino) o bien por la desnutrición durante los primeros años de desarrollo extrauterino.


Respuesta a 2. Yo pienso que sí. Conozco muy de cerca el caso de los tres hijos de un amigo indudablemente inteligente, quienes a su vez son inteligentes. Y fueron bien alimentados durante su desarrollo fetal y durante su infancia. Además han tenido la influencia que se trató de ejercer en ellos, para que desarrollaran su inteligencia.


Pero el propio caso de mi amigo es un misterio. Sus papás no fueron inteligentes y sus logros intelectuales fueron bastante escasos. Remontando las generaciones anteriores, al menos en tres generaciones previas no se manifestaron ascendentes inteligentes, excepto dos hermanos de su mamá. El caso de su tía, conocida mía, fue que, no obstante ser inteligente, su medio, su condición familiar y sus limitaciones de salud (era cardiaca) le impidieron demostrar sus capacidades más allá de su habilidad para salir triunfante de casi cualquier situación problemática. El caso de su tío, a quien no conocí personalmente, es citado como el de una persona habilidosa, adaptable, solucionador de problemas y buen conversador, pero desarrollado en un ambiente de orfandad de padre, lo que le obligó a trabajar desde niño en labores de poco reto intelectual.


Respuesta a 3. Yo pienso que sí. Como mencioné, la alimentación durante el desarrollo embrionario y posterior, puede ser determinante. Quizás un ambiente de retos intelectuales también influya. Una educación en la que se fomenta la creatividad y la curiosidad puede ayudar. Pero hay casos en los que no se puede hacer mucho. He dado clases desde muy joven, y he tenido alumnos desde nivel de primaria, hasta de profesional. Siempre traté de influir en ellos para incrementar su bagaje intelectual. Y hay casos en los que muy poco pude hacer por incrementar su CI (ver nota al final de la entrada).


Además de que en la actualidad, siento decirlo, entre los chicos rifa más la estupidez que la inteligencia. Rifa más la marca de ropa que usan, los juguetes que tienen y hasta sus incipientes relaciones sociales, que su capacidad pare resolver problemas, que sus habilidades intelectuales o que su curiosidad natural.




Respuesta a 4. Mi estimación educada es que, en la actualidad, debido a la influencia de los medios, de la información digerida (y dirigida), del culto a la estupidez, del sesgo en los valores sociales que premian a quien se agacha más, que a quien logra más, y de otras razones de tipo “ambiental”, la inteligencia va en declive. A pesar de la influencia potencial del genoma. O sea que el ambiente gana, pero como influencia negativa. Michael Shayer (un psicólogo del King’s College de la Universidad de Londres) y dos colaboradores informaron de que el rendimiento en los tests de razonamiento en Física que se administraron a adolescentes británicos de las escuelas secundarias disminuyó considerablemente entre 1976 y 2003.



Y aquí me surgen otras cuestiones, por fuera de las preguntas y respuestas anteriores.


¿Que pasa en los casos en los que una persona inteligente se niega a serlo para convertirse en campeón de popularidad? Si se llena la cabeza de basura superficial ¿mantendrá su inteligencia? Si se programa para decir sandeces en lugar de conversar en forma articulada ¿perderá puntos en su CI?


Otra pregunta es: ¿Que pasa cuando a un individuo inteligente se le educa en un ambiente en el que es valioso pretender que las ilusiones eventualmente se convierten en “realidad”? No me refiero a planes o proyectos de vida, sino a cosas del tipo mágico e irracional. Por decirlo de una forma resumida, asuntos “nuevoereros“.


Y aun peor. Si además se droga e ingiere bebidas alcohólicas para estar “en sintonía” con su ambiente ¿Su CI permanecerá intacto?


En el caso de esta última pregunta, es evidente que las probabilidades estarían en su contra. Espero que en las anteriores la respuesta sea un rotundo NO, pero aún hay mucho que hacer.



Nota.

(Desde wikipedia). El entorno del individuo es crucial para el desarrollo de la inteligencia; situaciones muy opresivas pueden limitarla al generar inestabilidad emocional. El medio sociocultural es muy importante en el desarrollo intelectual de un individuo. Un sujeto que crezca en un ambiente con adecuados estímulos cognitivos puede desarrollar mayores aptitudes intelectuales frente a un sujeto que se críe en un ambiente con pobreza de estímulos (Véase: Kaspar Hauser).
  • Educación: una educación esmerada puede proporcionar valiosas herramientas para desenvolverse.
  • Motivación: un individuo puede desarrollar mejor su inteligencia si es motivado por su familia o personas de su entorno a mejorar su percepción cognitiva.
  • Hábitos saludables: una dieta sana genera mejores condiciones para desarrollarse. Dormir adecuadamente facilita el desarrollo de los procesos cerebrales. El alcohol y otras drogas pueden llegar a incapacitar al individuo.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: