Ahuramazdah

El Weblog sin dogmas

Escepticismo práctico. Reconocer las falacias lógicas

Posted by keithcoors_00 en 9 septiembre, 2010

El humor es una lógica sutil.

Quinto Horacio Flaco


Una de las formas de ejercer un buen y elegante escepticismo es tener la capacidad de razonar con lógica y saber llevar una buena argumentación. Mucha gente, a la hora de argumentar, se olvida de la lógica y acude a estructuras irracionales, ilógicas y emocionales. Si bien es cierto que eso muchas veces ayuda a “ganar” en una discusión (como se analizó en la entrada “El límite de la razón… y de la irracionalidad“), al final con el tiempo ese triunfo con mucha probabilidad se convertirá en un problema. Pero si se encuentra la falla lógica en su argumento es más probable que se les pueda convencer de que reconsideren sus premisas y ofrezcan algo con más sustento.


Esta entrada tiene el objeto de presentar al escéptico una colección de las 20 falacias lógicas más socorridas, que es muy util para reconocer las fallas de la argumentación (propia o ajena), y permite ejerccer el escepticismo con elegancia (y contundencia) en ambientes académicos (o no tan académicos, como cuando se discute con gente que no es de la familia). El material está traducido del sitio “The Skeptics Guide”, en su sección de recursos (http://www.theskepticsguide.org/resources/logicalfallacies.aspx)


¿Qué es una falacia lógica?


Todos los argumentos tienen la misma estructura básica: A, por lo tanto B. Se inicia con una o varias premisas (A), que son hechos o hipótesis sobre los que se basa el argumento. A continuación, se aplica un principio lógico (por lo tanto) para llegar a una conclusión (B). Un ejemplo de un principio lógico es el de la equivalencia. Por ejemplo, si comienza con la premisa de que A = B y C = B, se puede aplicar el principio lógico de la equivalencia a la conclusión de que A = C. Una falacia lógica es un principio lógico falso o incorrecto. Un argumento que se basa en una falacia lógica no es válida. Es importante señalar que si la lógica de un argumento es válida, entonces la conclusión también debe ser válida, lo que significa que si las premisas son todas verdaderas entonces la conclusión debe ser verdad. Si se aplica la lógica válida a una o varias premisas falsas, sin embargo, se llega a un argumento no válido. A veces, si un argumento no es válido la conclusión puede, por pura casualidad, ser verdad.


Las 20 falacias lógicas más socorridas:



Ad hominem

Un argumento ad hominem es aquel que intenta contrarrestar las afirmaciones o conclusiones ajenas atacando a la persona que los elabora, en lugar de abordar el argumento mismo. Los auténticos creyentes a menudo cometen esta falacia de lucha contra los argumentos de los escépticos al afirmar que los escépticos son de mente cerrada. Los escépticos, en cambio, pueden caer en la trampa de desestimar las pretensiones de los creyentes OVNI, por ejemplo, al afirmar que las personas que creen en los OVNIs son locos o estúpidos. Una forma común de esta falacia con frecuencia se presenta en los argumentos de los teóricos de la conspiración (que también dependen en gran medida del razonamiento ad-hoc). Por ejemplo, se puede argumentar que el gobierno debe estar mintiendo, porque es corrupto. Cabe señalar que simplemente llamar a alguien con un calificativo o cualquier otra forma que ataque ad hominem no es en sí una falacia lógica. Es sólo una falacia si se afirma que un argumento es erróneo, debido a un atributo negativo de quien elabora el argumento. (decir, “Juan es un idiota” no es una falacia. “Juan está equivocado porque es un idiota” es una falacia lógica.) El término “envenenamiento del pozo” también se refiere a una forma de falacia ad hominem. Este es un intento de desacreditar el argumento de otro porque posee un rasgo indeseable, o porque está afiliados a otras creencias o con personas que están equivocadas o impopulares. Una forma común de esto también tiene su propio nombre – Ley de Godwin o reductio ad Hitlerum. Esto se refiere a un intento de envenenar los pozos con una analogía entre la posición del otro y Hitler o los nazis.



Ad ignorantiam

El argumento de la ignorancia, básicamente, establece que una creencia específica es verdadera porque no sabemos que no es cierta. Defensores de la percepción extrasensorial, por ejemplo, a menudo ponen demasiado énfasis en lo mucho que no sabemos sobre el cerebro humano. Es posible, argumentan, que el cerebro pueda ser capaz de transmitir señales a distancia. Los defensores de los OVNI son probablemente los que usan con más frecuencia esta falacia. Casi todas las evidencias de testigos OVNI son, en última instancia, un argumento de la ignorancia – no saben lo que son las luces u objetos avistados en el cielo, y por lo tanto son naves extraterrestres. El diseño inteligente está casi en su totalidad basado en esta falacia. El argumento central para el diseño inteligente es que hay estructuras biológicas que no han sido plenamente explicadas por la evolución, por tanto, un diseñador inteligente poderoso debe haberlos creado. Con el fin de hacer una afirmación positiva, sin embargo, se deben presentar evidencias positivas. La falta de otra explicación sólo significa que no la sabemos – no quiere decir que se deba fabricar una explicación específica.



Argumento de autoridad

La estructura básica de tales argumentos es la siguiente: El Profesor X cree en A, el Profesor X habla como una autoridad, por lo tanto A es verdadero. A menudo este argumento está implícito, haciendo hincapié en los muchos años de experiencia, o los grados académicos en poder de la persona que hace una afirmación específica. Lo contrario de este argumento se utiliza a veces, en la forma de ese alguien no tiene autoridad, y por lo tanto sus afirmaciones debne ser falsas (esto también se puede considerar una falacia lógica ad hominem – véase más adelante). En la práctica esto puede ser una falacia lógica compleja de manejar. Es legítimo considerar la formación y la experiencia de un individuo cuando se analiza la evaluación de alguna de sus afirmaciones. Asimismo, un consenso de la opinión científica conlleva cierta autoridad legítima. Pero puede ser posible para los individuos altamente educados, y aún para un amplio consenso, estar equivocados – hablando con autoridad no hace que una afirmación sea  cierta. Esta falacia lógica se cultiva en formas más sutiles también. Por ejemplo, los defensores de los OVNI’s han argumentado que los avistamientos de OVNIS por pilotos de líneas aéreas deben tener un peso especial porque los pilotos son observadores entrenados, son personas confiables, y no están capacitados para entrar en pánico en situaciones de emergencia. En esencia, ellos argumentan que debemos confiar en la autoridad del piloto como un testigo presencial. Existen muchos subtipos del argumento de autoridad, que esencialmente se refieren a la fuente implícita de la autoridad. Un ejemplo común es el argumento ad populi – una creencia debe ser verdad porque es popular, fundamentalmente asumiendo la autoridad de las masas. Otro ejemplo es el argumento de la antigüedad – una creencia ha existido desde hace mucho tiempo, por lo tanto debe ser verdadera.



Argumento de la últimas consecuencias

Tales argumentos (también llamados teleológicos) se basan en una inversión de causa y efecto, porque sostienen que algo es causado por el efecto final que tiene, o el propósito que se sirve. Los reacionistas cristianos han argumentado, por ejemplo, que la evolución debe estar mal porque si fuera cierta daría lugar a la inmoralidad. Un tipo de argumento teleológico es el argumento del diseño. Por ejemplo, el universo tiene todas las propiedades necesarias para el apoyo directo, por lo que fue diseñado específicamente para apoyar la vida (y por lo tanto tuvo un diseñador).



Argumento de la Incredulidad Personal

No puedo explicar o entender esto, por lo tanto no puede ser verdad. Los creacionistas son aficionados para argumentar que no pueden imaginar la complejidad de la vida como resultado de la evolución ciega, pero eso no significa que la vida no evolucionó.



Confundir asociación con causalidad

Esto es similar a la falacia post hoc, en que asume la causa y el efecto de dos variables, simplemente porque se presentan juntas. Esta falacia se utiliza a menudo para dar una correlación estadística una interpretación causal. Por ejemplo, durante la década de 1990 tanto la asistencia religiosa como el uso de drogas ilegales fue en aumento. Sería una falacia concluir que, por tanto, la asistencia religiosa provoca el consumo de drogas ilegales. También es posible que el uso de drogas lleve a un aumento en la asistencia religiosa, o que tanto el consumo de drogas y la asistencia religiosa se incrementan por una tercera variable, como el aumento en la agitación social. También es posible que ambas variables sean independientes entre sí, y que sea mera coincidencia que ambas estén aumentando al mismo tiempo. Esta falacia, sin embargo, tiene una tendencia a ser objeto de abuso, o aplicada inadecuadamente, para negar todas las pruebas estadísticas. De hecho, esto constituye una falacia lógica en sí misma, la negación de la causalidad. Este abuso puede tener dos formas básicas. La primera es negar la importancia de las correlaciones que se demuestran con los datos prospectivos controlados, como los que son adquiridos durante un experimento clínico. El problema con la suposición de que causa y efecto a partir de mera correlación no es que una relación causal sea imposible, es sólo que hay otras variables que deben ser consideradas y no descartadas a priori. Un ensayo controlado, sin embargo, por su diseño intenta controlar a tantas variables como sea posible a fin de maximizar la probabilidad de que una correlación positiva que se deba efectivamente a una causalidad. Es más, incluso con evidencia puramente epidemiológica, o estadística, todavía es posible construir un caso científico fuerte para una causa específica. La forma de hacerlo es buscar en múltiples correlaciones independientes para ver si apuntan a la misma relación causal. Por ejemplo, se observó que el tabaquismo se relaciona con cáncer del pulmón. La industria del tabaco, invocando la falacia lógica “correlación no es causalidad”, argumentó que esto no demostraba la causalidad. Ofrecieron como una explicación alternativa el “factor x”, una tercera variable que causa el fumar y el cáncer de pulmón. Pero podemos hacer predicciones basadas en la hipótesis de que fumar causa cáncer. Si esta es la relación de causalidad es correcta, entonces la duración del hábito de fumar debe correlacionarse con el riesgo de cáncer, dejar de fumar debe disminuir el riesgo de cáncer, el fumar cigarrillos sin filtro debe tener un mayor riesgo de cáncer que los cigarrillos con filtro, etc. Si todas estas correlaciones resultan ser verdad , que por cierto lo son, entonces se puede triangular la hipótesis de que fumar causa cáncer, la relación causal más probable es que eso sea posible y no es una falacia lógica concluir, a partir de esta evidencia, que fumar probablemente causa cáncer de pulmón.



Confundir lo que aún no se puede explicar con inexplicable

Que aún no se tenga una explicación adecuada para un fenómeno, no quiere decir que será inexplicable por siempre, o que, por lo tanto, desafía las leyes de la naturaleza, o que requiere de una explicación paranormal. Un ejemplo de esto es la estrategia de los creacionistas conocida como “Dios de la Gapsa”, que implica que cualquier cosa que actualmente no se puede explicar es inexplicable, y por lo tanto un acto de dios.



Falso Continuo

Es la idea de que porque no hay línea de demarcación definitiva entre dos extremos, la distinción entre esos extremos no es real o significativa: hay una línea borrosa entre los cultos y la religión, por lo que son realmente la misma cosa.



Falsa dicotomía

Arbitrariamente la reducción de un conjunto de muchas posibilidades a sólo dos. Por ejemplo, la evolución no es posible, por lo que debe haber sido creado (esto supone que esas son las únicas dos posibilidades). Esta falacia también se puede utilizar para simplificar en exceso un continuo de variación de dos opciones en blanco y negro. Por ejemplo, la ciencia y la pseudociencia no son dos entidades separadas, lo que más bien sucede es que los métodos y las afirmaciones de todos los que intentan explicar la realidad caen en un continuo de un extremo al otro.



Inconsecuencia

La aplicación de criterios o reglas para una creencia, una afirmación, un argumento, o una postura, pero no a otros. Por ejemplo, algunos defensores del consumidor sostienen que necesitamos una mayor regulación de los medicamentos con receta para garantizar su seguridad y eficacia, pero al mismo tiempo argumentan que las hierbas medicinales deberían venderse sin regulación, ya sea por seguridad o eficacia.



Non sequitur

En Español este término del Latín se traduce como “no seguir”. Esto se refiere a un argumento en el que la conclusión no se desprende necesariamente de las premisas. En otras palabras, es cuando una conexión lógica pretende hacerse implícita cuando en realidad no existe tal.



Post hoc ergo propter hoc

Esta falacia sigue el formato básico de: A precedió a  B, por lo tanto A es la causa de B, y por lo tanto asume la causa y el efecto de dos eventos sólo porque están temporalmente relacionados (del Latín se traduce como “después de esto, por tanto debido a esto”).



Reducción al absurdo

En lógica formal, la reductio ad absurdum es un argumento legítimo. Sigue la forma que si las premisas se supone verdaderas eso necesariamente conduce a una conclusión absurda (falsa) y por lo tanto una o más premisas deben ser falsas. El término se utiliza a menudo para referirse a los abusos de este estilo de argumento, con el estiramiento de la lógica con el fin de forzar una conclusión absurda. Por ejemplo, un entusiasta de OVNIs, afirmó alguna vez que si soy escéptico sobre la existencia de visitantes extraterrestres, también debo ser escéptico de la existencia de la Gran Muralla de China, ya que personalmente tampoco la he visto . Esta es una reductio ad absurdum falsa porque hace caso omiso de otras evidencias excepto la de la testificación personal, así como inferencia lógica. En resumen, ser escépticos de los OVNIs no requiere del rechazo de la existencia de la Gran Muralla.



Pendiente resbaladiza

Esta falacia lógica es el argumento de que una posición no es consistente o sostenible, porque aceptar la posición significa que el extremo de esa posición también debe ser aceptada. Pero las posiciones moderadas no necesariamente llevan por la pendiente resbaladiza hacia el extremo.



Argumento especial, o razonamiento ad-hoc

Esto es una falacia sutil que a menudo es difícil de reconocer. En esencia, es la introducción arbitraria de nuevos elementos en una discusión con el fin de corregirlos para que aparezcan válidos. Un buen ejemplo de ello es la eliminación ad-hoc de resultados negativos. Por ejemplo, uno podría señalar que la Percepción Extra Ssensorial (PES) nunca se ha demostrado en condiciones adecuadas de prueba, por lo tanto PES no es un fenómeno genuino. Los defensores de PES han intentado rebatir este argumento, mediante la introducción de la arbitraria premisa de que la percepción extrasensorial no funciona en presencia de los escépticos. Esta falacia es a menudo lleva a extremos ridículos, y más y más bizarros elementos ad hoc son agregados para explicar los fracasos experimentales o las inconsistencias lógicas.



Hombre de paja

Es argumentar en contra de una postura que se fabrica específicamente para ser fácilmente desvirtuada, en lugar de arguemntar en contra de la postura actual de quienes se oponen a nuestro punto de vista.



Tautología

Es un argumento que utiliza un razonamiento circular, lo que significa que la conclusión es también su propia premisa. La estructura de estos argumentos es A = B por lo tanto A = B, aunque la premisa y la conclusión podría ser formulada de manera diferente por lo que no es inmediatamente evidente en sí. Por ejemplo, decir que el toque terapéutico funciona porque manipula la fuerza de la vida es una tautología porque la definición de toque terapéutico es la supuesta manipulación (sin tocar) de la fuerza de la vida.



El poste de la portería en movimiento

Un método de negación arbitraria al mover el criterio de “prueba” o aceptación fuera del alcance de las evidencias que actualmente existen.



Tu quoque

Literalmente, usted también. Este es un intento para justificar la acción errónea porque otra persona también lo hace. “Mi evidencia puede ser nula, pero también es la tuya”.



Premisa principal no declarada

Esta falacia ocurre cuando uno hace un argumento que asume una premisa que no se indica explícitamente. Por ejemplo, el argumento de que hay que etiquetar los productos alimentarios con su contenido de colesterol porque los estadounidenses tienen el colesterol alto supone que: 1) el colesterol en los alimentos la causa del colesterol sérico elevado, 2) el etiquetado reducirá el consumo de colesterol, y 3) tener un colesterol alto no es saludable. Esta falacia también se le llama petición de principio.


4 comentarios to “Escepticismo práctico. Reconocer las falacias lógicas”

  1. Gustavo Rozas Valz said

    Sin duda se trata de una valiosa herramienta. Empero subsiste un problema de fondo y de importancia insoslayable. La inmensa mayoría de la gente adolece de un serio déficit de razonamiento lógico… y hasta de comprensión de lectura. Sin contar con una fuerte fascinación hacia lo mágico, hacia lo maravilloso, misterioso, inexplicable. De lo contrario no subsistirían tantos charlatanes ufologos, quirománticos, nigromantes, chamanes… Estudiosos de lo paranormal, pastores de religiones y creencias de lo más diversas.

    En parte puede tener su cuota de culpa, un sistema educativo diseñado para formar ejecutivos, gente de acción, de trabajo, gente pragmática y especializada en determinadas áreas. El sistema educativo, tanto por pragmatismo, como por oscuros intereses no tiene intención de formar librepensadores, gente con espíritu crítico, escéptico y con una visión de conjunto que la mantenga en guardia y libre de caer en creencias y prejuicios absurdos.

    Saludos.

  2. keithcoors_00 said

    Quizás tengas Razón Gustavo.

    Pero no sólo es eso… Al parecer las creencias en lo irracional hacían que la gente se uniera en torno a propuestas positivas…

    Salduos

    KC

  3. […] basura e información verazAlternativas energéticas. Electricidad sin Carbón: BiomasaEscepticismo práctico. Reconocer las falacias lógicasPosible meteorito caído en MéxicoDe nuevo Sorcha Faal y sus informes del Kremlin sobre el derrame […]

  4. […] basura e información verazAlternativas energéticas. Electricidad sin Carbón: BiomasaEscepticismo práctico. Reconocer las falacias lógicasPosible meteorito caído en MéxicoDe nuevo Sorcha Faal y sus informes del Kremlin sobre el derrame […]

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: