Ahuramazdah

El Weblog sin dogmas

Como hacer una señal del fin del mundo

Posted by keithcoors_00 en 31 enero, 2011

La antigüedad del tiempo es la juventud del mundo.

Sir Francis Bacon


Me he resistido un tanto a escribir sobre esta serie de recientes sucesos que han sido multipublicitados por los terroristas informáticos de siempre. Se trata de una especie de “ola” mundial de misteriosas muertes masivas (MMM de aquí en adelante) de especies animales diversas, como peces, aves, ranas y hasta pulpos. Y si me he resistido es porque en realidad no veía más que el constante intento de los mentirosos de siempre, de los que viven de aterrorizar a los demás para meter miedo en la gente impresionable.


De acuerdo con algunas notas periodísticas, los sucesos que han dado lugar a cierta preocupación entre ambientalistas del mundo podrían estar ligados al cambio climático, lo cual es una buena explicación debido a que, como es bien sabido, cuando se altera el delicado equilibrio en el ambiente en el que florecen ciertas especies animales, éstas se ven en la imperiosa necesidad de adaptarse si es que han de sobrevivir en ese hábitat. Pero no todas las especies animales pueden adaptarse (o mudarse a mejores hábitats).


Pero lejos de ver las causas naturales (o un tanto artificiales) que han dado lugar a estas MMM, los improvisados agoreros de siempre y los terroristas informáticos de costumbre han dado por “agrupar” estos eventos, para intentar dar sustento a la venida del apocalíptico fin del mundo para 2012. está el caso de don Ángel Rodriguez que hasta se aventó a sugerir que estas muertes podrían deberse a los resultados del LHC (específicamente la “creación de un nuevo tipo de agua capaz de “congelar” el planeta”):


¿podría ser ese el frío del que has hablado con el tema de las aves, los peces y otros animales?.


Incluso una forista de nombre Felicia Vera sugirió que esta ola de MMM es una especie de “mensaje contundente“, absoluto, total.


Sin embargo, que algunas especies animales muestren disminuciones evidentes en su población (o MMM) en un cierto lapso de tiempo no significa que eso sea una causa o “evidencia” de que el mundo se acabará en breve. Al parecer, para Felicia y para Ángel (y quizás para muchos más), el hecho de que se mueran unos peces es un mensaje ABSOLUTO. Para mi no lo es. Y no lo es porque haciendo un poco de ejercicio mental (es odioso, lo sé, y da flojera, por eso es mejor calificar a los mensajes como CONTUNDENTES), podemos evaluar rápidamente el número de peces que hay en el mundo. ¿Piensas, estimado lector, que por cada ser humano vivo en la tierra pueda haber 10 peces? ¿100 peces? ¿1000 peces?


Una vez respondida esa pregunta, piensa ahora cuántos peces se murieron en los eventos tan comentados. Después evalúa el porcentaje de peces muertos con relación a la totalidad de los peces vivos en este momento. Yo ya lo hice y no veo contundencia en el hecho. Ni me parece ABSOLUTO. Pero ese es sólo mi análisis.


La apuesta más probable para dilucidar estos MMM está en el uso de información diversa en un modo totalmente inconexo acudiendo a la falacia lógica conocida como “confusión de asociación por causalidad” (ver entrada sobre falacias lógicas).


Debido a este intento por dar un sentido apocalíptico a una serie de sucesos es que se me ocurrió compartir con mis lectores esta receta para fabricar… ejem, perdón, documentar una MMM de hormigas en las cercanías de mi casa. Igualmente, he fabri… lo siento, se me va la mano porque padezco del síndrome de la mano extraña, quise decir que he documentado la MMM de cucarachas, aunque de estas últimas admito que he tenido que agrupar los cadáveres durante una semana, debido a que en un día sólo me he encontrado a una o a dos de esta especie.


La primera MMM de hormigas es como de 200. Las conté de una en una y les lomé el pulso a todas. En efecto, estaban muertas, lo juro. La MMM de cucarachas es como de 10, y todas estaban patas para arriba, señal inequívoca de su muerte. ¿La evidencia? Ahí está la cucaracha muerta en la imagen de entrada.


Ahora colocaré ambas notas junto a la muerte del pulpo Paul y la de los puerquitos en el rancho de mi compadre y las enviaré a todos los feligreses de la iglesia de los santos de los últimos días bajo el título “Se acerca el fin del mundo, muertes inexplicables de animales lo confirma”.


Con estas sendas noticias pretendería demostrar a los feligreses que el mundo se acabará en el 2012, ya que las MMM de hormigas y cucarachas en el patio de mi casa son inexplicables… bueno inexplicables para quienes no han estado por ahí cerca cuando mi esposa rocía insecticida en las inmediaciones. Pero para que la receta surta efecto, conservaré este último comentario en secreto, para que mi público “target” se lo crea toditito.



Actualización; 6 de febrero de 2011.


A la receta antes descrita añado un par de extrañas notas sobre la misteriosa muerte de animales impensables. La primera se refiere a la MMM de 100 perros de la raza Husky, acaecida en Whistler, Columbia Británica. La segunda se refiere a la muerte de 34 animales; dos cocodrilos, cinco iguanas, un mono capuchino, 14 pericos y 12 serpientes que murieron en el zoológico de Aldama, Chihuahua, por bajas temperaturas. Lo que me reconforta es que estas MMM ya están siendo investigadas. Lo misterioso de la primera estriba en que fueron provocadas por un sólo hombre (una especie de Jack the Ripper canino). La segunda tiene el misterio del frío ¿por qué hace tanto frío? seguro porque ya viene el fin del mundo.


Una respuesta to “Como hacer una señal del fin del mundo”

  1. Helena Gómez said

    En realidad la muerte en masa de animales como los perros puede dar origen a la vida de miles de insectos que viven sobre los cadáveres, y a millones de bacterias que se alimentan de la carne putrefacta, si bien esto puede suponer igualmente la muerte de millones de seres que viven en simbiosis con los mamíferos. ¿Estas muertes en masa lo son en realidad?

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: