Ahuramazdah

El Weblog sin dogmas

Mito científico 4: Aprendes mejor cuando te enseñan en tu estilo de aprendizaje preferido

Posted by keithcoors_00 en 23 diciembre, 2015

Desde Nature

Por: Megan Scudellari

Traducción: KC


 

Las personas atribuyen otras cualidades míticas a sus (no tan) grandes cerebros. Uno de estos mitos es que los individuos aprenden mejor cuando se les enseña en la forma en que prefieren aprender. Un alumno verbal, por ejemplo, supuestamente aprende mejor a través de las instrucciones orales, mientras que un estudiante visual absorbe información más eficazmente a través de gráficos y otros diagramas.

 

Hay dos verdades en el núcleo de este mito: mucha gente tiene una preferencia por la forma en que reciben la información, y la evidencia sugiere que los maestros logran los mejores resultados educativos cuando presentan la información en múltiples modos sensoriales. Empatando esto con el deseo de la gente para aprender y ser considerado único, y las condiciones están maduras para la creación de mitos.

 

“El mito de los estilos de aprendizaje lo tiene todo a su favor: una semilla de hechos, sesgos emocionales y una ilusión”, dice Howard-Jones. Sin embargo, al igual que el azúcar, la pornografía y la televisión, “lo que usted prefiere no siempre es bueno o correcto para usted”, dice Paul Kirschner, un psicólogo educativo en la Universidad Abierta de los Países Bajos.

 

En 2008, cuatro neurocientíficos cognitivos revisaron la evidencia científica a favor y en contra de estilos de aprendizaje. Sólo unos pocos estudios habían puesto rigurosamente las ideas a prueba y la mayoría de los que lo hicieron mostraron que la enseñanza en el estilo preferido de una persona no tuvo ningún efecto beneficioso sobre su aprendizaje. “El contraste entre la enorme popularidad del enfoque de aprendizaje-estilos dentro de la educación y la falta de evidencia creíble para su utilidad es, en nuestra opinión, llamativo y preocupante”, escribieron los autores de uno de estos estudios.

 

Eso no ha impedido el avance de una industria lucrativa que bombea libros y pruebas para 71 estilos de aprendizaje propuestos. Los científicos también perpetúan el mito, citando los estilos de aprendizaje en más de 360 ​​atrículos de investigación durante los últimos 5 años. “Hay grupos de investigadores que todavía se adhieren a la idea, sobre todo la gente que desarrollaron cuestionarios y encuestas para categorizar personas. Tienen un fuerte interés creado”, dice Richard Mayer, un psicólogo educativo en la Universidad de California en Santa Bárbara.

 

En las últimas décadas, la investigación en técnicas educativas ha comenzado a mostrar que hay intervenciones que hacen mejorar el aprendizaje, incluyendo hacer que a estudiantes resumir o explicar conceptos a sí mismos. Y parece que casi todos los individuos, salvo los que tienen problemas de aprendizaje, aprenden mejor a partir de una mezcla de palabras y gráficos, en lugar de una sola técnica.

 

Sin embargo, el mito de los estilos de aprendizaje hace que sea difícil llevar estos conceptos basados en en la evidencia respaldada a las aulas. Cuando Howard-Jones habla a los maestros para disipar el mito de los estilos de aprendizaje, por ejemplo, a menudo no les gusta escuchar lo que les tiene que decir. “Tienen rostros desilusionados. Los profesores invierten esperanza, tiempo y esfuerzo en estas ideas”, dice. “Después de eso, pierden interés en la idea de que la ciencia puede apoyar el aprendizaje y la enseñanza.”

 


Foto de entrada, cortesía de Ángeles María May Jiménez.

 

 

 

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: