Ahuramazdah

El Weblog sin dogmas

Mito científico 3: Los seres humanos tienen cerebros excepcionalmente grandes

Posted by keithcoors_00 en 23 diciembre, 2015

Desde Nature 

Por: Megan Scudellari

Traducción: KC


 

El cerebro humano – con su notable conocimiento – es a menudo considerado como el pináculo de la evolución cerebral. Ese dominio se atribuye a menudo al tamaño excepcionalmente grande del cerebro en comparación con el cuerpo, así como su densidad de neuronas y células de soporte, llamadas glías.

 

Sin embargo, nada de eso es cierto. “Hicimos una recolección dispersa de números que nos ponen en la cima”, dice Lori Marino, un neurocientífico de la Universidad de Emory en Atlanta, Georgia. Los cerebros humanos son alrededor de siete veces más grandes que uno podría esperar en relación con los animales de tamaño similar. Pero los ratones y los delfines tienen aproximadamente las mismas proporciones, y algunas aves tienen una proporción más grande.

 

“Los cerebros humanos respetan las reglas de escalamiento. Tenemos un cerebro de primate pero a mayor escala”, dice Chet Sherwood, antropóloga biológica en la Universidad George Washington, en Washington DC. Incluso los recuentos de células han sido inflados: Artículos, reseñas y libros de texto suelen afirmar que el cerebro humano tiene 100 mil millones de neuronas. Medidas más precisas sugieren que el número está más cerca de las 86 mil millones de neuronas. Esto puede sonar como un error de redondeo, pero 14 mil millones de neuronas es más o menos el equivalente a dos cerebros de macaco.

 

Los cerebros humanos son diferentes de los de otros primates en otras formas: En el Homo sapiens evolucionaron una corteza cerebral ampliada – la parte del cerebro involucrada en funciones tales como el pensamiento y el lenguaje – y algunos cambios singulares en la estructura neuronal y en funciones de otras áreas del cerebro.

 

El mito de que nuestros cerebros son únicos debido a un número excepcional de neuronas ha hecho un flaco favor a la neurociencia porque otras posibles diferencias rara vez son investigadas, dice Sherwood, señalando como ejemplos el metabolismo de la energía, las tasas de desarrollo de las células cerebrales y la conectividad de largo alcance de las neuronas. “Todos estos son espacios donde se pueden encontrar las diferencias humanas, y parecen ser relativamente ajenos a número total de neuronas”, dijo.

 

El campo (de la neurociencia, nota de KC) está comenzando a explorar estos temas. Proyectos como el de los Institutos Nacionales Norteamericanos de Salud (Human Connectome Project) y el del Instituto Federal Suizo de Tecnología de Lausanne (Blue Brain Project) están trabajando para entender el funcionamiento del cerebro a través de los patrones de interconexión en lugar del tamaño.

 

 

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: