Ahuramazdah

El Weblog sin dogmas

Posts Tagged ‘AH1N1’

Reclamos de conflicto entre expertos de la influenza

Posted by keithcoors_00 en 8 junio, 2010

El error es un arma que acaba siempre por dispararse contra el que la emplea.

Concepción Arenal



Desde Nature News
Por Declan Butler
Traducción: KC




Informes arrojan sospechas infundadas sobre asesoramiento científico prestado a la Organización Mundial de la Salud.

“Las firmas farmacéutaicas han ‘animado a la Organización Mundial de la Salud para exagerar la amenaza de influenza porcina'”, espetó el periódico británico Daily Mail el 4 de junio. “Dos informes europeos critican las directrices de la OMS sobre la pandemia H1N1 como contaminadas”, tituló The Washington Post al día siguiente. A juzgar por la cobertura mediática de la semana pasada, un gran escándalo había sido expuesto en el manejo de la pandemia de la gripe H1N1 por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pero nada podría estar más lejos de la verdad.


Los artículos de prensa informaron sobre dos investigaciones: una por los periodistas en el British Medical Journal (BMJ) y el Buró de Periodismo de Investigación, un organismo sin fines de lucro de Londres puesto en marcha en abril, y el otro por el comité de salud de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE) – un organismo de derechos humanos con sede en Estrasburgo, Francia, independiente de la Unión Europea.


Ambos informes alegan que la OMS podría haber sido indebidamente influenciada por la industria farmacéutica en la declaración de pandemia de gripe H1N1, y en el apoyo a la vacunación generalizada y el almacenamiento de medicamentos antivirales, una afirmación hecha frecuentemente por los teóricos de la conspiración. También se quejan de que un documento de preparación para pandemias de la OMS en 2004, no puso de manifiesto que algunos de sus autores habían sido pagados para el trabajo por compañías farmacéuticas – aunque los científicos habían declarado sus posibles conflicos de intereses en otros lugares.



Mentes sospechosas

Paul Flynn, un Miembro laborista del Parlamento del Reino Unido y ponente del informe PACE (véase go.nature.com/G9CvVL), y Fiona Godlee, editora en jefe del BMJ, presentaron sus informes en una conferencia de prensa juntos en París el 4 de junio, con Flynn afirmando que “se trataba de una pandemia que en realidad nunca fue”. Después, escribió en su blog: “Una de las alegrías de hoy estaba dando evidencias con el director de la espléndida revista British Medical Journal.”


Ambos informes dicen que es sospechoso, por ejemplo, que la OMS ha mantenido en secreto los nombres de los miembros de su Comité de Emergencia, un grupo de expertos que asesora a la OMS sobre la situación de emergencias internacionales de salud pública, incluida la declaración de una pandemia de gripe. Gregory Hartl, portavoz de la OMS, dice que se mantiene el secreto en la identidad de los miembros del Comité de Emergencia para aislar sus deliberaciones frente a presiones externas. La OMS dice que hará públicos los nombres, y los conflictos de intereses, una vez que la pandemia se declare terminada.


“Una pregunta clave será si las empresas farmacéuticas, que han invertido alrededor de $ 4 mil millones de dólares (£ 2.8bn, € 3.3bn) en el desarrollo de la vacuna contra la gripe porcina, tienen partidarios dentro del comité de emergencia, con el objeto de presionar a la OMS para declarar una pandemia “, dice el artículo en el BMJ (D. Cohen y P. H. Carter. Br. Med. J. 340, c2912, 2010). “Fue la declaración de pandemia lo que disparó los contratos.”


Esto es falso. Muchos países – entre ellos el Reino Unido, Francia, Bélgica, Finlandia, Canadá, Países Bajos y Suiza – ya habían colocado grandes pedidos de vacunas contra H1N1 semanas antes de que la OMS declarase una pandemia de H1N1 el 11 de junio de 2009. Los Estados Unidos, por ejemplo, ordenaron $ 649 millones de dólares de antígeno de vacuna contra la influenza pandémica H1N1 y $ 283 millones de dólares de adyuvante el 22 de mayo de 2009. Así que el Comité de Emergencia no podía haber influido en estos pedidos de ninguna forma.


“Tienen toda la razón”, reconocieron  los autores de los artículos en el BMJ cuando fueron enfrentados con esta línea de tiempo.


Ambos informes criticaron también la revisión de criterios de la OMS de abril de 2009 sobre lo que constituye una pandemia, que eliminó la necesidad de una evaluación de la «gravedad» de la enfermedad, basada en estimaciones de la mortalidad en el futuro. Flynn especuló en el Daily Mail que esto era sospechoso: “En este caso, podría no ser sólo una teoría de conspiración, sino una conspiración muy rentable”. Ninguno de los informes proporciona ninguna evidencia para justificar la implicación de que la OMS se apresuró a declarar una pandemia para impulsar las ventas de las compañías farmacéuticas. Por otra parte, la OMS dice que las revisiones se finalizaron en febrero de 2009, antes de que la pandemia H1N1 estuviese en el horizonte.


Los científicos entrevistados por Nature al principio de la pandemia señalaron que su severidad es imposible de precisar hasta muchos meses después de iniciada. Además, los virus pandémicos pueden mutar o recombinarse para ser más severos, y las estimaciones iniciales son, en cualquier caso, de uso limitado.



Un claro cortafuegos

El BMJ señala también que tres científicos que participaron en 2004 en la preparación de un documento de la OMS (Directrices de la OMS sobre el uso de vacunas y antivíricos en las pandemias de influenza), habían recibido pagos de las compañías farmacéuticas, incluyendo financiación de la investigación, o de consultoría o cuotas de conferencista. Los científicos dijeron al BMJ que habían declarado estos conflictos de interés a la OMS, aunque la OMS no había incluido estas declaraciones en su informe.


Michael Osterholm, director del Centro de Investigación de Enfermedades Infecciosas y Políticade de la Universidad de Minnesota  en Minneapolis, señala que el documento de 2004 se basó en las aportaciones de un panel internacional de 22 científicos y funcionarios de salud pública, en respuesta a la amenaza del mortal virus H5N1 de gripe aviar. “Sugerir que los tres científicos fueron capaces de dirigir y controlar las recomendaciones finales es bastante ingenuo, y declarado sin una sola evidencia”, dijo.


El BMJ afirma también que la financiación de la industria en el Grupo Científico de Trabajo sobre Influenza de la Comunidad Europea (ESWI), un grupo de científicos que asesoró a la OMS, presentó un “conflicto de intereses”. Toma nota de que varios científicos del ESWI también recibieron fondos de la industria directamente.


Uno de esos científicos es Albert Osterhaus, virólogo del Centro Médico Erasmus en Rotterdam, Países Bajos, quien preside el ESWI. Él dice que el cuerpo de científicos tiene un “claro cortafuegos” con sus proveedores de fondos, y que informa a todos los asociados sobre algunos de sus intereses – sus fuentes de financiación figuran también en su página web. Las asociaciones público-privadas son esenciales en la lucha contra las pandemias, y excluir a investigadores de la influenza vinculados con la industria privaría a los grupos de asesoramiento de expertos de clase mundial, dice. “Lo fundamental es la transparencia”, dice Osterhaus. “Siempre he declarado mis propios conflictos de intereses.”


El BMJ reconoce que los investigadores habían declarado sus intereses en otros lugares. Pero está en desacuerdo con la OMS por no haber incluído estas declaraciónes en sus documentos de planificación para una pandemia.


David Ozonoff, epidemiólogo en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston en Massachusetts, dice que los informes “ensuciaron” a los científicos involucrados en la planificación de la pandemia por “insinuar” que habrían ofrecido consejos diferentes si no hubieran tenido una relación con las compañías farmacéuticas. “Este es un cargo muy serio”, dice.


“Creemos que esta es la interpretación del investigador sobre el informe, no necesariamente la nuestra”, respondieron los autores del BMJ.


Marc Lipsitch, un epidemiólogo de Harvard Escuela de Salud Pública en Boston, Massachusetts, dice que el asesoramiento de la OMS sobre la pandemia ha sido correcto, y ha reflejado el estado de la opinión científica. Comparando la situación con el derrame de petróleo en aguas profundas, Lipsitch dice que “es irónico ver por segunda vez en cinco años, los resultados catastróficos de la ‘planificación del mejor de los casos’ en el Golfo de México, y tener la OMS siendo criticada por planificar y dar a conocer la posibilidad de una pandemia grave. Eso es lo que los organismos de salud pública deben hacer, y lo que más se hizo en este caso, y deben ser felicitados por ello”.

Imagen. Las hipótesis conspiranoicas han alimentado las protestas contra la vacunación contra la influenza A H1N1. Crédito: D. Cheskin/PA
.
Anuncios

Posted in Ciencia | Etiquetado: , , | 3 Comments »

Temor a la vacuna contra la influenza AH1N1

Posted by keithcoors_00 en 26 septiembre, 2009

Sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar.

Paulo Coelho

Desde eSkeptic
Por la Dra. Harriet Hall, MD
Traducción: KC

El miedo es una cosa curiosa. A menudo, no guarda relación con el riesgo real de lo que tememos. Cuando la gripe porcina estalló por primera vez en México, la gente tenía miedo comprensiblemente. Los viajes estaban restringidos, las escuelas estaban cerradas, y tantas personas se quedaron en casa que las calles de la ciudad de México estaban vacías. Mientras la enfermedad se propagaba en todo el mundo, Egipto desarrolló un temor paranoico de los cerdos y cometió un puercocidio nacional. Se ordenó la masacre de todos los 300,000 inocentes puerquitos de su país, ignorando el hecho de que la gripe se propaga de persona a persona, no de cerdo a persona. Ahora que la enfermedad ha sido oficialmente calificada como pandemia, los temores han cambiado de la amenaza real de la enfermedad a un peligro imaginario de la vacuna.


Algunas personas simplemente odian la idea de las vacunas – a tal punto que están dispuestas a difundir viejas falsedades, constituir nuevas mentiras, distorsionar los resultados de los estudios, tergiversar las estadísticas, y poner en peligro nuestra salud pública. Hay sitios web como “Operación Fax para detener la VAX” e incluso videos de rap contra la vacuna para la gripe porcina. Comunicados de prensa, campañas de e-mail, programas de entrevistas, y blogs se están utilizando para atizar temores irracionales. Estas personas son traficantes de miedo irresponsable. Se equivocan, y son peligrosos.


Antecedentes


La gripe de 1918. La epidemia de gripe de 1918 comenzó como una enfermedad leve en la primavera, llamada la “fiebre de 3-días”. La mayoría de las víctimas se recuperó en pocos días, hubo algunos muertos. Luego, en el otoño, se convirtió en algo mucho más grave. Era la misma cepa de la gripe, pero se había vuelto más virulenta. Algunas de las víctimas murieron en pocas horas. Adultos jóvenes sanos fueron tan susceptibles como niños y los ancianos. Afectó a las aldeas remotas, así como las zonas urbanas. Atacó a 1 / 5 de la población mundial y mató a 50 millones de personas. 

Las condiciones de guerra pudieron haber favorecido la evolución de una cepa más virulenta. En tiempos de paz, los más enfermos se guardan en casa y los medianamente afectados se mueven alrededor. En las trincheras, los levemente afectados quedaron en servicio y los más enfermos se enviaron en trenes atestados a los hospitales de campaña llenos de gente. Hoy en día, los lugares con más agitación social podrían tener efectos similares a favor de una cepa virulenta.

La gripe porcina de 1976. En febrero de 1976 una cepa de la gripe H1N1 similar a la cepa de 1918 mató a un soldado de Fort Dix. Las autoridades temían una pandemia y sobre-reaccionaron. Visto en perspectiva, la cepa H1N1 se limitó a la zona de Fort Dix y rápidamente desapareció, y otra cepa relacionada sólo persistió hasta marzo. Sin embargo, una vacuna contra la gripe porcina se desarrolló y fue suministrada a 48,000,000 de estadounidenses, 22 por ciento de la población. El programa de vacunación fue detenido en diciembre, después de registrarse 532 casos de parálisis por síndrome de Guillain-Barré vinculados a la vacuna y 25 de éstos murieron. Había sido una falsa alarma, y más gente murió a causa de la vacuna que por la enfermedad. El riesgo de contraer el síndrome de Guillain-Barré a partir de la vacuna fue aproximadamente de 1 en 100,000.

La gripe porcina de 2009. Entre el 15 de abril y 24 de julio 2009, hubo 43,771 casos confirmados y probables de influenza H1N1 en los EE.UU. Hubo 5,011 hospitalizaciones y 302 muertes, 39 por ciento entre las edades de 25 a 49, en contraste con la habitual la gripe, donde el 90 por ciento de las muertes se producen en personas mayores de 65 años. En comparación, las cepas más comunes de gripe han estado matando a cerca de 36,000 personas al año en EE.UU. La gripe porcina ha sido declarada como pandemia fase 6 por la Organización Mundial de la Salud: esto es una medida de su difusión, no de su gravedad.

¿Cuáles son las probabilidades de que el nuevo tipo de gripe porcina siga el curso de la gripe de 1918? No tenemos forma de saberlo. Todo lo que podemos hacer es esperar lo mejor y prepararnos para lo peor. Además de la vacuna anual contra la gripe para las cepas comunes de costumbre, una vacuna específica para la cepa H1N1 se ha preparado y probado para ver si se necesitan una o dos aplicaciones para producir una satisfactoria respuesta inmune. Así que se nos puede ofrecer hasta tres aplicaciones este año. Los suministros estarán limitados, por lo menos en el corto plazo, por lo que los CDC han anunciado las siguientes prioridades:

  • Las mujeres embarazadas
  • Los contactos familiares y cuidadores de niños menores de 6 meses de edad
  • Servicios de salud y médicos de emergencia
  • Todas las personas de 6 meses a 24 años de edad
  • Personas de 25 a 64 años que tienen problemas de salud asociados con mayor riesgo de complicaciones médicas por la gripe.

¿Qué pasa si desaparece como la gripe porcina de 1976? Eso ya está descartado: la gripe de 1976 se apagó en marzo, pero la nueva cepa no ha mostrado todavía ningún signo de desvanecimiento. Seguiremos observando el número de casos y complicaciones de la vacuna con mucho cuidado, evaluando la relación riesgo / beneficio, y no es probable que se repitan los errores de 1976.

Las mentiras y distorsiones frente a los hechos

No se puede hacer frente a todas los intentos de desinformación que están circulando, e incluso si se pudiera, más mentiras nuevas saldrían en el momento en que se terminara de escribir. Éstos son algunos de los que he escuchado. Un corresponsal en los Países Bajos me envió un alarmista e-mail que está circulando en Europa.

Reclamo: Se afirma que sólo una persona ha muerto de gripe AH1N1 en el Reino Unido, y se pregunta si realmente tenía la influenza. Se dice que “estás programado para la vacunación contra una enfermedad que no representa ninguna amenaza creíble en absoluto”.

Realidad: A partir del 27 de agosto, el número de muertos en el Reino Unido era de 66. A partir del 1 de septiembre de 2009, se habían registrado 2,184 muertes en todo el mundo. La mayoría de la gente racional diría que es una amenaza creíble.

Reclamo: El síndrome Guillain-Barré es un nombre inventado recientemente para una condición mucho más familiar: la poliomielitis.

Realidad: ¡Ridículo! La polio es una enfermedad distinta y sus síntomas son muy diferentes de los del síndrome de Guillain-Barré. Un diagnóstico de la poliomielitis puede ser confirmado por la búsqueda real de las partículas de virus de la poliomielitis en las secreciones corporales o el líquido cefalorraquídeo. El último caso de “poliomielitis salvaje” en los EE.UU. se produjo en 1979. La poliomielitis ha sido erradicada en la mayoría de los países; el síndrome de Guillain-Barré aún se produce periódicamente en cada país.

Reclamo: El síndrome de Guillain-Barré (SGB) aún es causado por las vacunas contra la gripe. Un estudio basado en el Sistema de Reporte de Eventos Adversos por Vacunas (VAERS) encontró 54 casos de SGB después de la vacunación en los EE.UU. en 2004.

Realidad: El VAERS es un sistema de notificación voluntaria que acepta todos los informes de los síntomas o enfermedades que se produjeron después de la vacunación. Incluso aceptó un informe fraudulento alegando que un hombre se había convertido en el Hulk después de ser vacunaso contra la gripe. Para averiguar si los informes de VAERS significan algo, es necesario comparar la incidencia de la enfermedad en los vacunados con la incidencia en los no vacunados. El síndrome de Guillain-Barré afecta entre 1 a 4 de cada 100,000 personas en todo el mundo cada año, y el aumento del riesgo de las vacunas se estima actualmente en no más de una en un millón.

Reclamo: Por lo general una prueba de drogas tarda varios años para demostrar que es segura, pero la vacuna contra la gripe porcina va a ser validada por la vía rápid.

Realidad: Una nueva vacuna contra la gripe se debe desarrollar cada año para responder a las nuevas cepas que están en constante evolución. No se dispone de tiempo para el mismo tipo de pruebas que se requieren para la aprobación de un nuevo producto farmacéutico. El tiempo es aún más corto para la cepa AH1N1 de este año. Se tiene mucha experiencia en la producción de vacunas contra la gripe todos los años, y no hay ninguna razón para sospechar que los lotes de este año serán más peligrosos de lo habitual. Debido a la vía rápida, se estará seguiendo muy de cerca los efectos secundarios. Tenemos una elección entre la vía rápida y estar preparados para un brote grave, o ser lentos y prudentes, y totalmente desprevenidos.

Reclamo: 4,000 personas fueron afectadas por el síndrome de Guillain-Barré en 1976.

Realidad: Al menos 1 de cada 100,000 personas habrían conseguido el síndrome de Guillain-Barré de todos modos. El exceso de casos atribuidos a la vacuna se estima en 532 (algunas fuentes citan sólo la mitad de ese número), y la mayoría de ellos se recuperó completamente; sólo 25 muertes fueron atribuidas a la vacuna.

Hay varios sitios web donde escritores con un mal historial de credibilidad científica (como Joseph Mercola y Gary Null) apoyan el rechazo a la vacuna. El movimiento Libertad de Salud quiere que el gobierno se olvide de tratar de proteger al público y nos dé la libertad para perjudicarnos a nosotros mismos mediante el uso de tratamientos no probados, refutados, inútiles, o incluso peligrosos.

Reclamo: La legislación permite que seas aislado, o en cuarentena, o “encarcelado en centros de reubicación”, si se niega a la vacunación durante una emergencia de pandemia declarada. Esta es una violación de los derechos humanos y de la Constitución.

Realidad: Si tienes tuberculosis activa, el Gobierno no sólo tiene el poder, sino la responsabilidad de solicitarte tratamiento o de aplicarte cuarentena para que no te sientes a mi lado en el autobús y tosas en mi cara. Si te contagias con el virus de Ébola, claro que esperamos que serás puesto en cuarentena para reducir el número de muertos. La cuarentena es legal, es un mandato de la legislación, y es aceptado por el derecho internacional. A veces, el deber de proteger a la mayoría de las personas en una sociedad prevalece temporalmente por sobre algunos derechos humanos individuales. El gobierno no va a requerir cuarentena, a menos que exista una amenaza grave que exija acción.

Reclamo: Se debería permitir a la gente “auto-escudarse”. Para auto-escudarse la gente debería irse a casa, bloquear las puertas y permanecer allí. Entonces podrían tratar de protegerse aún más con nano-plata, remedios homeopáticos, compresas frías, vitaminas,  flavonoides, zinc, astaxantina, magnesio, y otras cosas.

Realidad: Una cuarentena auto-impuesta es mejor que nada, pero me pregunto si es eficaz en la práctica. Es concebible que los remedios sugeridos (sin verificar) mantengan a la gente entretenida por lo que estarían más dispuestos a quedarse en casa.

Reclamo: Los CDC y la Academia Americana de Neurólogos han pedido a los neurólogos que estén atentos en la búsqueda de casos de síndrome de Guillain-Barré en personas que han sido vacunados. Esta es admitir que saben que la vacuna será peligrosa.

Realidad: Claramente dijeron1 que “no esperan que la vacuna H1N1 de 2009 aumente el riesgo de enfermedad de autoinmunidad”, pero como esto es una preocupación con cualquier vacuna contra pandemias, estarán en alerta. Esto es algo bueno. Si la incidencia comienza a elevarse, se sabrá antes, y serán capaces de reaccionar con mayor rapidez de lo que hicieron en 1976.

Reclamo: La amenaza del síndrome de Guillain-Barré es una razón para rechazar las vacunas.

Realidad: Nadie entiende lo que causa el síndrome de Guillain-Barré, pero se puede desarrollar después de una infección, una cirugía o una vacunación. Es posible que las personas que desarrollen SGB después de la vacunación también podrían haber desarrollado GBS después de la exposición natural a la enfermedad, dijo un experto2.

Tanto desde una perspectiva social como individual, el riesgo de este síndrome después de una vacuna contra la gripe palidece en comparación con el riesgo de reacciones adversas graves si se infecta con el virus de la gripe: de 60 a 70 casos de SGB vs 20,000 muertes por influenza. Manteniendo las cosas en la misma escala, las personas mayores de 65 años de edad pueden elegir entre el riesgo de un caso de SGB por cada millón de personas, o 10,000 casos de hospitalización y 1,500 muertes debidas a la influenza.

Reclamo: Joseph Mercola escribe “Escualeno: El sucio secretito de la vacuna de la gripe porcina”. Se ha afirmado que el escualeno, adyuvante de la vacuna, es peligroso, que el síndrome de la guerra del Golfo fue causado por el escualeno en las vacunas contra el ántrax, que escualeno es “bueno” o “malo dependiendo de cómo se entra en el cuerpo: “La inyección es una vía anormal de entrada, que incita al sistema inmunológico para atacar a todos los escualenos en su cuerpo, no sólo el adyuvante de la vacuna”. Y la única razón por la que ponen los adyuvantes en las vacunas es para ahorrar dinero.

Realidad: El escualeno se encuentra naturalmente en el cuerpo humano. Es un precursor del colesterol y otros compuestos necesarios para la salud humana. Se encontraron anticuerpos de escualeno en los veteranos de la Guerra del Golfo, pero la tasa resultó ser no mayor en los que tenían Síndrome de la Guerra del Golfo que en los que no lo tenían. Se encontraron anticuerpos de escualeno en tasas similares en personas que nunca habían estado expuestos al escualeno de las vacunas. La vacuna contra el ántrax ha sido descartada como una posible causa del Síndrome de la Guerra del Golfo. De todos modos ¡no había escualeno en la vacuna contra el ántrax!

Las vacunas contra la gripe en los EE. UU. no contienen adyuvantes, pero tal vez deberían hacerlo. Los adyuvantes mejoran la respuesta inmunológica natural del cuerpo a los antígenos en las vacunas, haciendo más eficaces a las vacunas. Y permiten una mayor reactividad cruzada contra las cepas virales no incluidos en la vacuna3. Mercola dice que sólo se añaden adyuvantes para aumentar los beneficios, pero las industrias farmacéuticas y de salud podrían hacer mucho más dinero con el tratamiento de pacientes en una epidemia que  lo que nunca podrían hacer tratando de evitarla.

Hay una gran cantidad de datos que demuestren la seguridad del escualeno. Se han utilizado en Europa vacunas contra la gripe que contiene MF59, un adyuvante basado en escualeno, durante 10 años, con 22,000,000 dosis administradas; y no se han registrado acontecimientos adversos graves, sólo reacciones locales leves. La vacuna no aumenta la incidencia o crecimiento de anticuerpos anti-escualeno. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que es seguro4.

Reclamo: Las vacunas contra la gripe no son muy eficaces y no protegen a todos. La eficacia es particularmente baja en los ancianos.

Realidad: Esta afirmación es verdadera, pero … En los últimos años, las vacunas contra la gripe han sido 75 por ciento eficaces en la prevención de las hospitalizaciones por gripe, y el 75 por ciento es mucho mejor que nada. Ninguna vacuna es 100 por ciento efectiva. La vacuna contra la gripe es especialmente problemática debido a las tensiones por la constante mutación del virus. Sin embargo, los beneficios de las vacunas son claros. Es cierto que las personas mayores no están tan bien protegidas por la vacuna (las tasas de eficacia se han estimado en 50 por ciento o menos): por eso es tan importante para los jóvenes el ser vacunados, al reducir la prevalencia de la enfermedad en la población se reduce por lo tanto la probabilidad de que los ancianos estén expuestos. En otras palabras, vacúnate no sólo por ti, sino también por tu abuela.

Reclamo: Mercola dice: “La inyección de organismos en su cuerpo para provocar la inmunidad es contrario a la naturaleza”.

Realidad: La Naturaleza mata a la gente. Todo lo que hace la medicina es hacer algo contrario a la naturaleza. Lo cual es bueno.

Reclamo: “El potencial de una vacuna como arma para ser el vector de la influenza como  arma no se puede descartar”.

Realidad: La mayoría de las inverosímiles teorías de conspiración están equivocadas. No hay problemas para descontar ésta. Este potencial puede estar allí, pero la probabilidad es homeopática.

Reclamo: La gente debe tomar sus propias decisiones sobre el cuidado de su salud.

Realidad: Uno de los principios básicos de la ética médica es la autonomía: los pacientes tienen el derecho de aceptar o rechazar cualquier tratamiento. Los médicos modernos tratan de implicar al paciente en la toma de decisiones, pero la mayoría estamos mal equipados para tomar decisiones de salud por nuestra cuenta sin obtener información y orientación de un profesional de la salud. En una reciente encuesta5, el 30 por ciento de los estadounidenses cree que ha habido un caso de viruela en los Estados Unidos en los últimos cinco años, y 63 por ciento pensó que había habido un caso en algún lugar del mundo en los últimos cinco años. No sabían que el último caso en los EE.UU. se produjo en 1949 y el último caso en el mundo ocurrió en 1977 en Somalia, el 25 por ciento pensó que era probable que tuvieran que morir si recibían la vacuna contra la viruela (el riesgo real de la muerte por la vacuna es uno por millón). Las personas que están mal informadas y son analfabetas en ciencias no son capaces de tomar decisiones racionales sobre cuestiones de salud.

Reclamo: El consejo de Mercola para la prevención de la gripe: eliminar de su dieta el azúcar y los alimentos procesados, tomar grasas omega 3 de una fuente de alta calidad de origen animal como el Aceite de Krill, el ejercicio, optimizar sus niveles de vitamina D, dormir mucho, lidiar con el estrés, y lavarse las manos.

Realidad: Lavarse las manos es una buena idea.

Reclamo: Mercola afirma: “La deficiencia de vitamina D es la causa probable del virus de la gripe de temporada.”

Realidad: !Ahora sí! La deficiencia de vitamina D en el cuerpo humano no puede “causar un virus”, así como no puede “causar un gato”. Tal vez se refería a que la deficiencia de vitamina D podría predisponer al cuerpo a la infección, y hay algunas investigaciones que sugieren que podría hacerlo. Algunos han afirmado que tomar suplementos de vitamina D previene la gripe, pero no hay ninguna evidencia para apoyar eso.

Las reclamaciones de Mercola y sus argumentos fueron decisivamente desmitificados en la publicación Science Based Medicine por el Dr. Joseph Albietz6. No sólo las afirmaciones de Mercola son manifiestamente falsas, sino que revelan un profundo desconocimiento de la inmunología. Desafortunadamente, él llega a una gran audiencia de personas científicamente ingenuas que creen ciegamente en sus palabras.

En respuesta al artículo del Dr. Albietz, hubo algunos interesantes comentarios de los lectores que intentaron apoyar aún más la mentalidad de lucha contra la vacuna y demostraron la capacidad de distorsionar la información para promover una causa.

Reclamo: El gobierno obligará a todos a recibir la vacuna contra la gripe porcina.

Realidad: No se ha hecho tal propuesta. El gobierno no podía hacerlo, incluso si lo intentase, porque no habrá suficientes dosis para todos. Por esa razón se emitieron  recomendaciones para conceder prioridades sobre quienes deben recibir la primera vacuna.

Reclamo: George W. Bush firmó un acuerdo de que si surge una emergencia por pandemia y si el Presidente declara estado de emergencia nacional, el control del gobierno debe ser pasado a las Naciones Unidas. Los soldados de cascos azules de la ONU invadirían los EE. UU. y la Constitución sería suspendida.

Realidad: Se trata simplemente de un acuerdo para facilitar la cooperación internacional, para compartir información y mejorar en el caso de una emergencia. No dice absolutamente nada sobre las Naciones Unidas, y mucho menos de transferir la soberanía a las Naciones Unidas o cualquier otra organización. El acuerdo actual se puede leer en línea en www.spp.gov/pdf/nap_flu07.pdf

La misma persona señaló que las aplicaciones de las vacunas causan daño y que sólo por ello deberías rechazarlas. “Sin embargo, ¿estás dispuesto a confiar tu vida en esta gente para que hagan una vacuna que el Creador nunca quiso que el cuerpo humano necesitase, y dejar que la inyección entre en tu cuerpo? ¡Eres de temer o estás loco! ”

No. Son los fanáticos anti-vacuna los que dan miedo. Ellos no están locos, sólo se engañan a sí mismos y están equivocados. Espero que la gripe porcina no se convierta en una repetición de 1918, pero si lo hace, la información falsa que están extendiendo estas personas podría ser responsable de una gran cantidad de muertes y sufrimiento. La libertad de expresión es una buena cosa, pero este modo de generar miedo es casi tan malo como gritar “¡fuego!” en un teatro lleno de gente.

Referencias

  1. Press release from the American Academy of Neurology, August 31, 2009. Disponible en línea en: www.aan.com/press/?fuseaction=release.view&release=757
  2. Grabenstein, J.D. 2000. “Guillain-Barre Syndrome and Vaccination: Usually Unrelated.” Hospital Pharmacy 36:2, 199–207. Disponible en línea en: www.factsandcomparisons.com/assets/hospitalpharm/IMM1.pdf
  3. O’Hagan D.T. 2007. “MF59 is a Safe and Potent Vaccine Adjuvant that Enhances Protection Against Influenza Virus Infection.” Expert Rev Vaccines 6(5):699–710.
  4. Global Advisory Committee on Vaccine Safety, World Health Organization. 2006. http://tinyurl.com/squalene-adjuvant
  5. Blendon, R.J., et al. “The Public and the Smallpox Threat,” NEJM 348(5):p. 426–432. 2003. http://content.nejm.org/cgi/content/full/348/5/426
  6. Albietz, J. 2009. “A Defense of Childhood Influenza Vaccination and Squalene-Containing Adjuvants: Joseph Mercola’s ‘Dirty Little Secret’ Science-Based Medicine,” Aug 21. www.sciencebasedmedicine.org/?p=851


(Reprinted with permission from the copyright holder the Skeptics Society and Skeptic magazine, www.skeptic.com )

Posted in Ciencia | Etiquetado: , | 31 Comments »

Virus AH1N1 en Argentina: ¿Cuántos muertos se necesitan para que tu gobierno tome medidas más drásticas?

Posted by keithcoors_00 en 15 julio, 2009

Una necedad, aunque la repitan millones de bocas, no deja de ser una necedad.

Anatole France

Sabía que esto podía pasar, que la pandemia de Influenza tipo AH1N1 podía llegar muy lejos si no se tomaban medidas drásticas. Apenas empezó la epidemia de esta nueva cepa de influenza AH1N1 en México y una forista española preguntaba con bastante sorna: ¿Son los mexicanos biológicamente diferentes al resto del mundo? ¿Porqué en España y el resto de casos de gripe porcina del mundo, mejoran a las pocas horas de recibir un tratamiento “casualmente ya preparado”, y en México ha habido tantos muertos?

Eso lo preguntó a escasos 5 días de haberse declarado la emergencia en México, como puede verse en su mensaje. Pues así las cosas, a estas fechas las cosas se han puesto bastante feas en el cono sur.

Con pena me entero por un medio bastante serio que el Gobierno de Argentina ha ignorado por más de dos semanas las recomendaciones de un comité de expertos en gripe para declarar una emergencia sanitaria nacional (http://www.nature.com/news/2009/090714/pdf/460311a.pdf, o bien aquí en los documentos de soporte de Ahuramazdah).

Los resultados allá son alarmantes: El ministro de Salud de Argentina, Juan Luis Manzur, informó el pasado 3 de julio que “se estiman en 100,000 los pacientes” que se contagiaron el virus de la nueva gripe A(H1N1) desde que apareció el primer caso en el país (fuente: Unafuente.com).

La nota de Nature indica que el comité de expertos, creado específicamente para asesorar al Ministerio de Salud sobre la gripe porcina, emitió su recomendación pocos días antes de las elecciones nacionales el 28 de junio en Argentina, pues temían que esto podría acelerar la propagación del virus. Posterior a esta recomendación la ex ministra de Salud, Graciela Ocaña, pidió que se aplazara la elección, pero su solicitud fue rechazada. Ocaña posteriormente renunció y dejó el cargo el 29 de junio. Mirta Roses, directora de la Organización Panamericana de la Salud – brazo para América Latina y el Caribe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) – criticó también la decisión de seguir adelante con las elecciones.

Pero al parecer la necedad es grande: Manzur declaró el 5 de julio que el gobierno de Cristina Fernández mantiene la decisión de no cerrar espacios públicos como centros comerciales, teatros y cines (fuente: El Economista). Pero ayer martes 14 de julio, el mismo Manzur confirmó que ya son 137 los fallecidos por gripe porcina desde que se detectó en mayo el primer caso en Argentina, y que con esta cifra se convirtió en el país de América Latina con mayor número de víctimas a causa de esta enfermedad (fuente: Univisión.com).

Y luego entran a la escena los consabidos conspiranoicos que sólo sirven para agravar la situación dando un mensaje totalmente incorrecto. Me refiero al Dr. Juan Carlos David, quien se avienta la patinada de decir que detrás de esta enfermedad hay muchos intereses económicos y políticos (fuente: datasantafe.com.ar). Se avienta la patinada el doctor David de comparar las muertes por causa del virus AH1N1 contra las de la influenza estacional, pero eso es como decir que es más peligroso el automóvil porque al año mueren más personas en accidentes de tránsito que por esta nueva cepa de influenza. Esto es sembrar desinformación en lugar de orientar con precisión a la gente.

Pasa el tiempo y el Gobierno de Argentina no declara estado de emergencia. ¿Cuantos muertos se necesitan para tomar medidas? Al parecer muchos más, pero eso es bastante irresponsable, no sólo para Argentina sino para cualquier país. En España, por ejemplo, se llevan detectados más de 800 casos y una muerte confirmada por esta enfermedad (fuente: Peopledaily).

Así que en realidad no es tan sencillo como decir que hay pueblos que son biológicamente diferentes. Más bien me inclino por pensar que hay pueblos cuyos gobiernos no son tan necios.

Imagen desde El Economista.com.mx

Posted in Ciencia | Etiquetado: | 1 Comment »

La propagación la cepa AH1N1 empata con anteriores pandemias

Posted by keithcoors_00 en 13 mayo, 2009

Una cosa es continuar la historia y otra repetirla.

Jacinto Benavente


Desde Nature News
Por: Heidi Ledford
Traducción: KC


Un nuevo análisis apoya la designación de pandemia.

Uno de los primeros análisis del virus H1N1 asociado al brote de influenza sugiere que éste se propaga a un ritmo comparable al de las anteriores pandemias de influenza.

Los resultados, publicados en línea por Science1 y compilados por la Colaboración de Rápida Evaluación de la Pandemia de la Organización Mundial de la Salud, apoyan a la designación de este brote como una pandemia de influenza, pero también indican que las tasas de mortalidad hasta el momento son inferiores a las observadas durante el brote de gripe de 1918 o los previstos para la pandemia de gripe aviar.

“Es un virus que casi con toda seguridad va a causar una epidemia mundial”, dice el autor del estudio Neil Ferguson, un epidemiólogo del Imperial College de Londres. “Pero no será el escenario catastrófico que la gente teme por la influenza aviaria”.

Los primeros resultados

El estudio se centra en gran medida en los datos de Mexico, donde ocurrieron las primeras infecciones conocidas. Estos datos aún son preliminares, y aun es demasiado pronto para obtener una imagen completa de cómo se comportará el virus sobre la población en su conjunto. Pero los esfuerzos iniciales de modelado pueden dar una indicación a los funcionarios de lo que tenemos por delante, dijo Ferguson.

Conectando los datos iniciales con modelos estadísticos, Ferguson y sus colaboradores determinaron que entre 6,000 y 32,000 personas habían sido infectadas en Mexico a finales de abril. El equipo también utilizó datos epidemiológicos y la información sobre la diversidad genética del virus para determinar si esta nueva cepa tiene una tasa básica de reproducción – un número que tiene en cuenta la facilidad con que el virus se propaga dentro de una población – de entre 1.2 y 1.6. La influenza estacional se sitúa normalmente alrededor de 1.2, mientras que la segunda ola, más severa, de la gripe de 1918, alcanzó un valor alrededor de 2.

“Hasta ahora, yo lo pondría en la cúspide de una severa cepa estacional o una cepa pandémica suave”, dice Ira Longini epidemiólogo de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Washington en Seattle, que no estaba involucrado con el estudio. Pero Longini toma nota de que estos cálculos se basan en datos recopilados después del pico en la temporada de gripe. “Es difícil saber lo que será durante el otoño y el invierno en América del Norte”, añade.

Los niños son los más afectados

El análisis de la Organización Mundial de la Salud apoya también las observaciones acerca de que la influenza porcina golpea más a los niños que la gente de la tercera edad – un patrón inusual en comparación con la de la gripe estacional. Cuando Ferguson y sus colaboradores intentaron ajustar sus modelos a los datos recogidos de un brote comunitario de influenza porcina en La Gloria, Veracruz, encontraron que los datos encajan mejor cuando la susceptibilidad al virus varía según la edad.

Una posibilidad, dice Ferguson, es que los virus H1N1 son comúnmente vistos en las epidemias de influenza estacional normal. Es más probable que los adultos se hayan encontrado con estos virus y desarrollado la inmunidad a ellos, y es posible que en algunos casos, esta inmunidad sea suficiente para proporcionar protección contra la influenza porcina. Esto es aún una hipótesis, sin embargo, y los investigadores todavía no han encontrado evidencias de que hay protección cruzada contra cepas previas de H1N1.

La exposición a otras cepas del virus H1N1 puede significar que la gente se vuelva más resistente a la cepa actual de influenza porcina.

Mientras tanto, las tasas de mortalidad del brote de esta temporada de influenza porcina hasta ahora son más bajos que los observados durante la pandemia de 1918, pero a la par con las observadas en la más leve pandemia de gripe de 1957. El nuevo análisis coloca a estos tipos en torno al 0.4%, pero los datos son muy preliminares.

Sin embargo, los proveedores de servicios de salud deben estar en alerta para la próxima temporada de influenza, dijo Ferguson. En un año normal de gripe, los funcionarios esperan que se enferme alrededor del 10% de la población, mientras que Ferguson calcula que 30% de la población podría llegar a estar enferma si la influenza porcina regresa la próxima temporada.

“Esto significa que incluso si el virus es tan leve como la influenza estacional normal – y las personas mueren a causa de la influenza estacional cada año – habrá una mayor carga sustancial sobre los sistemas de salud”, dice.

Referencias
1. Fraser, C. et al. Science 10.1126/science.1176062 (2009).
Liga: http://www.sciencemag.org/cgi/content/abstract/sci;1176062v1?maxtoshow=&HITS=10&hits=10&RESULTFORMAT=&fulltext=1176062&searchid=1&FIRSTINDEX=0&resourcetype=HWCIT

Imagen: CDC
.

Posted in Ciencia | Etiquetado: , | 2 Comments »

Estamos entre el virus y la pared

Posted by keithcoors_00 en 7 mayo, 2009

Cuando el peligro parece ligero, deja de ser ligero.

Sir Francis Bacon


Editorial de Nature
Traducción: KC


La complacencia, y no la exageración, es el mayor peligro que representa la pandemia de influenza. Ese es un mensaje que los científicos harían bien en difundir para ayudar a transitar por esta emergencia sanitaria.

Malo si lo haces, malo si no lo haces

La aparición de una nueva cepa de virus H1N1 relacionado con el de influenza porcina en las poblaciones de América del Norte, con casos esporádicos en otras partes del mundo, ha dejado a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en Atlanta, Georgia, y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra, en una posición poco envidiable.

Durante más de una semana, estos dos organismos han venido celebrando reuniones de información diaria con los medios de comunicación para mantener al mundo informado acerca de la historia que se desarrolla rápidamente. Hay numerosas razones para preocuparse: un nuevo virus de la influenza ha surgido, para el cual las personas no tienen inmunidad, y se propaga de persona a persona. Esto sólo ha ocurrido tres veces en el pasado siglo. Las pandemias de 1957 y 1968 fueron de carácter leve en la mayoría de la gente, pero aun así mató a muchos, y la de 1918 – que también parecía leve en sus primeras fases – mataron al menos a 70 millones de personas en todo el mundo. Al tiempo en que Nature se iba a la imprenta, la OMS ya había actualizado su nivel de amenaza de pandemia de 3 a 5, y un paso final a su más alto nivel de 6 – una pandemia mundial – parecía sólo cuestión de tiempo.

Sin embargo, en esta primera etapa, las consecuencias de la pandemia son tan inciertas que la comunicación de los riesgos es un asunto delicado. Los virus de la influenza evolucionan con rapidez, por lo que es muy difícil predecir en lo que esta cepa podría convertirse dentro de unos pocos meses. Si los organismos alertan a la gente y la pandemia se desvanece, serán acusados de exagerar la amenaza y de causar angustia y trastornos innecesarios. De hecho, uno de esos modos de reacción ya está empezando, porque la mayoría de los casos hasta ahora han sido leves. Pero si los organismos minimizan la amenaza y un mundo desprevenido es golpeado por una catástrofe en la escala de 1918, las recriminaciones vendrán tan rápido como se puede decir “huracán Katrina”.

El riesgo no es exagerar la amenaza de una pandemia, sino subestimarla


Para su crédito, la OMS y los CDC han evitado el tipo de mensajes falsamente tranquilizadores que ha habido muy a menudo en crisis pasadas. Como dice acertadamente Peter Sandman, un consultor de comunicación en riesgos con sede en Princeton, Nueva Jersey: “Cualquiera que esté poniendo atención simplemente sabe que no estamos seguros si esto va a evaporarse, ponerse en suspenso durante meses, desaparecer y volver a aparecer, propagarse pero permanecer leve, repetir o superar la catástrofe de 1918, o lo que sea. La reiteración de la incertidumbre y la insistencia en lo que eso significa – por ejemplo, el consejo puede cambiar; las estrategias locales pueden diferir; las incoherencias pueden ser comunes – ha sido bueno casi sin precedentes”.

También es alentador que muchos gobiernos ahora tienen al menos algún tipo de plan local de pandemia, gracias al temor al virus de la influenza aviaria H5N1 a principios de esta década. Hace cinco años, muy pocos de ellos lo tenían. Pero muchos de esos planes contienen un elemento importante que ha estado conspicuamente ausente en la actual comunicación por parte de los gobiernos y autoridades de salud pública: en una pandemia grave, no hay mucho que pueden hacer. Gran parte de la respuesta dependerá de las comunidades locales para adoptar medidas por sí mismos.

Los científicos pueden ayudar, actuando como voces confiables para informar a sus comunidades de los riesgos e incertidumbres, y guiando a la gente hacia los recursos de planificación de pandemia en los sitios web de los CDC y la OMS, el sitio PandemicFlu.gov , y muchos otros. Por el momento, el riesgo no es exagerar la amenaza de una pandemia, sino subestimarla. Sabemos que un tsunami se acerca. Nadie puede decir si será sólo una ola grande, o una monstruosa, pero es hora de empezar a pensar en por lo menos estar dispuesto a trasladarse a tierras más altas y seguras.

.

Posted in Ciencia | Etiquetado: , | Comentarios desactivados en Estamos entre el virus y la pared