Ahuramazdah

El Weblog sin dogmas

Posts Tagged ‘Estrellas’

Desastres y la influencia de dios

Posted by keithcoors_00 en 5 enero, 2015

Dios es un pobre diablo, con un problema demasiado complicado para sus fuerzas. Lucha con la materia como un artista con su obra. Algunas veces, en algún momento logra ser Goya, pero generalmente es un desastre.

Ernesto Sábato

 


Empezamos el año con una reflexión sobre la existencia de dios y su posible influencia en la naturaleza de este planeta. Específicamente sobre la ocurrencia de desastres. Esto se me ocurrió ya que recientemente se registraron exhalaciones de dos volcanes en mi México: el Popocatépetl y el Volcán de Colima.

 

También recordé que hace algunos años (20 para ser exactos) el volcán Popocatépetl despertó después de haber estado dormitando por más de 70 años. Me resultaba curioso que ese “despertar” había ocurrido en diciembre. Mi memoria puede fallar, pero recordé que ha sido en el mes diciembre cuando Don Goyo ha estado más activo.

 

Comenté recientemente este pensamiento con unos amigos y no faltó quien dijera que esa coincidencia era porque dios estaba enviando las erupciones en temporada navideña para indicarnos que deberíamos arrepentirnos de nuestros pecados.

 

Mi respuesta fue, como era de esperarse, cuestionar la validez de ese argumento. Por ejemplo, si dios provoca las erupciones del Popocatépetl para que nos arepintamos de los pecados cometidos ¿Por qué sólo provoca la del Popo y no la de otros volcanes, o la de todos los volcanes del mundo? ¿Sólo está interesado en recibir el arrepenrimiento de los habitantes de los alrededores de este coloso? ¿Trae algo contra los chilangos, poblanos y morelenses? ¿Ahora también espera que se arrepientan los de Colima?

 

Me respondió que dios siempre está presente controlando el universo, y que si provocaba esas erupciones y otros desastres era para que los humanos fuésemos mejores, para que reinase la paz, etc., etc. Recordé entonces el argumento de don Ernésto Sábato, que da pie a la entrada y que compadece a dios porque no siempre logra controlar la materia del universo. La argumentación terminó allí, pero no mi curiosidad así que seguí buscando más información al respecto.

 

Desde la antigüedad ya se culpaba a “las estrellas” de los desastres (de ahí su nombre). Una definición de desastre se puede ver aquí:

Está compuesta por el prefijo dis- des- que denota negación o inversión del significado, como por ejemplo en: disconforme (no estar conforme) o desleal (no ser leal) y también por el sustantivo griego ástron (astro) o latín astrum o estrella. Para los griegos un desastre ocurría cuando la posición de las estrellas no era favorable en determinado momento, por ejemplo en época de cosecha o en un nacimiento (tomada de Literatura y Etimología).

 

Otra definición etimológica es la que nos da el sitio Etimologías de Chile:

Así pues, en el inconsciente popular, la ocurrencia de desastres ha estado asociada con algo que está más allá de nuestro alcance, al estilo de dioses o caprichosas estrellas de la fortuna. Sin embargo, ahora sabemos que las estrellas poco hacen por desestabilizar la naturaleza de esta tierra. La única estrella que puede hacerlo es la más importante para nosotros, y es nuestro propio Sol, pues nos proporciona calor, luz, estaciones. Estos aportes a su vez generan vientos, huracanes, tornados, etc. Si añadimos que nuestra propia Tierra tiene aún procesos internos activos (léase tectónica de placas), podemos entender, sin recurrir a estrellas desubicadas o dioses demandantes, la razón de los sismos y de los volcanes.

 

Contraria a lo que dice Sábato, mi opinión es que dios no puede hacer nada por manipular la materia o las fuerzas del universo, ya sea por una u otra de estas opciones:
  1. Dios existe, pero no se parece en NADA a lo que tanto se habla de él. Ni es todopoderoso, ni es omnisciente, ni está interesado en nosotros. Simplemente no puede torcer la física del universo a su antojo y mucho menos puede alterar los procesos naturales de la Tierra, ni a favor ni en contra de la humanidad.
  2. Dios no existe. Por lo tanto la naturaleza hace lo que siempre ha hecho, hagamos lo que hagamos, imploremos a quien imploremos.

 

En ambos casos la naturaleza hace lo que siempre ha hecho, nos guste o no nos guste, nos haga vivir o nos mate. En lo personal me inclino por la segunda opción, y explico la primera: si dios existe es como un ente imaginado por el colectivo humano, y con eso se cumple las condiciones de la primera alternativa. Existe pero sólo en la mente de los creyentes. La siguiente imagen ilustra el contraste de las posturas creyente – no creyente.

Imagen de entrada tomada desde http://www.oem.com.mx/eloccidental/notas/n2833139.htm

Posted in Escepticismo | Etiquetado: , , , | 1 Comment »

Enigmática estrella podría surgir de su nebuloso capullo

Posted by keithcoors_00 en 17 junio, 2010

Si quieres viajar hacia las estrellas, no busques compañía.

Heinrich Hein



Desde Nature News
Por Bruce Dorminey
Traducción: KC



Una caída espectacular en los vientos estelares de Eta Carinae podría anunciar un futuro brillante.


La estrella Eta Carinae (Eta Car), alguna vez una de las más brillantes en el cielo del sur, ha sido durante mucho tiempo un misterio. Después de una explosión enorme de gas que se produjo hace más de 150 años, ha estado oculta gran parte del tiempo por una densa nube de polvo – un fuerte indicador de erupciones esporádicas.


Ahora, Eta Car, que se encuentra en nuestra zona de la Vía Láctea a unos 2,300 parsecs (7,500 años luz) del Sol, está desconcertando de nuevo a investigadores y teóricos. Un equipo con sede en EE.UU. ha registrado una fuerte e inexplicable caída en su viento estelar – expulsión de gas desde la estrella – medido como un cambio en las líneas de emisión, o líneas en el espectro causado por la emisión de la luz en longitudes de onda particular.


Los investigadores de la Universidad de Minnesota en Minneapolis registraron la disminución a partir de los datos de la inestable estrella de luminosidad variable utilizando el Telescopio Géminis Sur en Chile y el Telescopio Espacial Hubble. Sus resultados se detallan en un artículo aceptado para su publicación en Astrophysical Journal Letters 1.


“El colapso en las líneas de emisión parecía casi demasiado rápido y drástico para ser creíble”, dice Kris Davidson, un astrofísico de la Universidad de Minnesota y co-autor del estudio más reciente.


En enero, un colega de Davidson y la autora principal Andrea Mehner del estudio notaron por primera vez el efecto en los datos del telescopio Gemini Sur. Posteriormente, el equipo confirmó los hallazgos de Mehner a través de observaciones con el Hubble.


Sus resultados han sido verificados independientemente por los astrónomos afiliado con la Universidad Stony Brook en Nueva York y el Instituto de Tecnología de Georgia en Atlanta.



“Eta Car es más que una estrella variable,” dice Davidson, “se volvió loca.”


Supernova impostora

La raíz de la rareza de Eta Car se encuentra en el caso de la erupción tipo supernova que comenzó a finales de la década de 1830 y se prolongó durante unos 20 años.


Dice Davidson que grandes estrellas como Eta Car pueden hacer erupción por razones que son aproximadamente 95% “misteriosas”. Una teoría es que una vez que estas estrellas masivas se acercan al final de su corta vida – después de unos 2 a 3 millones de años – las perturbaciones en sus núcleos pueden desencadenar erupciones esporádicas tipo ‘supernova impostora’ .


Las supernovas impostoras tienen sólo una centésima parte del brillo de las supernovas normales, pero las erupciones pueden durar décadas. Y a diferencia de las supernovas normales, estas impostoras sobreviven a sus erupciones. Eta Car, que es cinco millones de veces más luminosa que el Sol, fue la primera de esas impostoras detectadas, aunque hoy en día los astrónomos saben de alrededor de una docena de ellas.


Durante su erupción a mediados del siglo XIX, Eta Car perdió masa equivalente a cerca de diez veces la masa del Sol. A pesar de esta pérdida representó sólo el 10% de su masa, el 50% del exterior de la estrella fue expulsado. Como resultado, la estrella todavía no ha vuelto al equilibrio térmico y rotacional. Desde 1858, se ha observado sólo una salida masiva de gases, perdiendo gas equivalente a una masa de Júpiter al año.


“Todavía no podemos ver a la propia estrella”, dice Davidson, “sino sólo una salida opaca de viento denso rodeado de polvo – una eyección realmente brillante.”


Antes de 1700, señala Davidson, Eta Car fue una estrella de cuarta magnitud, registrada por el astrónomo Edmond Halley, y sólo unos pocos más. Para 1843, era casi tan brillante como Sirio antes de opacarse en 1858.


“Después de la explosión de una supernova impostora”, dice Davidson, “la estrella está en un [estado de] desequilibrio que ninguno de los códigos informáticos de los teóricos es capaz de procesarlo.”


Nathan Smith, un investigador post-doctoral en astronomía de la Universidad de California, en Berkeley, quien no estuvo involucrado con las observaciones, dice que Eta Car es un “objeto clave para comprender la inestabilidad de las estrellas más masivas”.


Smith añade que estas erupciones pueden dar una indicación de lo que piensa fueron las primeras estrellas del Universo, llamadas estrellas de población III.


Mientras tanto, si continúa la tendencia actual de Eta Car para disminuir los vientos, en una década estará casi fuera de su capullo de gases densos. Eso significaría volver al estado observado por Halley hace unos 300 años, cuando fue vista como una estrella caliente, azul, de tipo espectral O, como ahora se sabe.


El equipo de Minnesota observa que esto finalmente permitiría observaciones actuales del radio y la temperatura superficial de Eta Car, que se estima tiene la masa de más de 100 soles.


Imagen: J. Morse, Universidad. Colorado / NASA



Referencias:
1 Mehner, A. et al. Preprint at http://arxiv.org/PS_cache/arxiv/pdf/1004/1004.3529v3.pdf (2010).
.

Posted in Ciencia | Etiquetado: , | 1 Comment »

Un candidato para los promotores de Hercólubus, Niburu o Nibiru

Posted by keithcoors_00 en 18 marzo, 2010

La fuente de todas las miserias para el hombre no es la muerte, sino el miedo a la muerte.

Epicteto de Frigia


En realidad no se trata de un planeta sino de una estrella, de la categoría “enana naranja”, y su nombre es Gliese 710. Y sí, al parecer se acerca con rumbo al Sistema Solar.


Aunque la entrada tiene como objeto presentar los últimos resultados de la simulación estadística realizada por Vadim Bobylev del Observatorio Astronómico Pulkovo de San Petersburgo, quien ha publicado una revisión de los cálculos de posiciones de las estrellas locales y sus velocidades para llegar a esta predicción, también tiene por objeto arrojar un huesito a los terroristas informáticos para que salgan con su batea de babas “Ya ven, hasta los científicos afirman la existencia de Hercólubus”.


Pero no hay que cantar victoria, mis desestimados terroristas informáticos. No hay razón para alarmarse. Las predicciones indican que, de seguir así, Gliese 710 tendrá una probabilidad de 0.86 para penetrar la zona conocida como Nube de Oort, y una probabilidad de 0.0001 de ingresar a la zona donde su paso podría representar una influencia significativa para objetos en el Cinturón de Kupier.


Bueno, mi estimado KC, pero Gliese 710 ¿Chocará con la tierra? ¿Cuándo sucederá eso? ¿Esta enana naranja trae un séquito de planetas en el que se encuentra el mítico Niburu, Nibiru o Hercóbulus?.


No parece que se acerque tanto como para “chocar” con la tierra o el sol. Y hasta ahora no se ha descubierto que tenga planetas orbitando a su alrededor. Pero aun en el caso de que los tuviera, no creo que se trate del mítico y fumado planeta de los terroristas místicos. Por una simple y sencilla razón. De acuerdo con el estudio referido, este probable encuentro pasará dentro de 1.5 millones de años. Bastante más que lo dicho por Sitchin (con un periódo orbital de alrededor de 3,600 años), Rabolú (quien dice que ya está tan cerca que se “siente” su influencia) y compañia. Y se calcula que su aproximación será a una distancia de un año luz del sol… Bastante lejos para un desastre planetario, pero suficientemente cerca como para alterar las órbitas de los pedruzcos que se encuentren en esa región.


La hipótesis es que los encuentros cercanos del tipo estelar en el pasado han arrojado objetos de la nube de Oort, creando algunos de los cometas de período largo que vemos hoy, como el cometa Hale Bopp. También se piensa que estos encuentros periódicamente podrían causar los eventos de extinción masiva en la Tierra a través de impactos de cometas.


Aunque ya se sabía por algún tiempo que la estrella – en la actualidad encuentra a 63 años luz de la Tierra y tiene aproximadamente la mitad de la masa de nuestro sol – se dirigía a nosotros, esta es la primera vez que se ha calculado una alta probabilidad de un encuentro cercano.


Así que, por el momento, no hay por qué tener miedo de esta estrella. Falta un millón y medio de años para que este encuentro estelar suceda. Y aun si sucede, no es seguro que signifique un peligro inminente para el Sistema Solar, para la Tierra o para los humanos. Eso dependerá de la alteración que se pueda producir en los objetos que se encuentran en el Cinturón de Kupier.



Referencias.


Parte del texto de la entrada y la imagen presentada, provienen de Discovery News (Autor Ian O’Neill).
Otros datos fueron tomados directamente desde el artículo original de Vadim Bobylev.

Posted in Ciencia | Etiquetado: , , , | Comentarios desactivados en Un candidato para los promotores de Hercólubus, Niburu o Nibiru

Nuevos cálculos predicen masivas estrellas de quarks

Posted by keithcoors_00 en 24 enero, 2010

Si conociéramos el verdadero fondo de todo tendríamos compasión hasta de las estrellas.

Graham Greene



Desde PhysicsWorld
Por Jon Cartwright
Traducción: KC


Para una gran estrella, la muerte es un poco como un apretón. Una vez que se gasta su combustible nuclear, su núcleo se colapsa, provocando una dramática explosión de supernova que expulsa sus capas exteriores. Lo que queda es una fría y apretada esfera llamada estrella de neutrones que, si es suficientemente masiva, hace del colapso final un agujero negro.


La enorme presión dentro de las estrellas de neutrones significa que todos los electrones y los protones se han unido, y tan sólo permanecen neutrones. A veces, de acuerdo a la teoría, cerca del centro estos neutrones se descomponen en un mar de quarks, o la llamada materia de quarks extraños. Una teoría reciente implica que esta materia podría formar un estado base estable de la materia nuclear – lo que sugiere la existencia independiente de las “estrellas de quarks”.


Las evidencias de las estrellas de quarks son aun escasas, con sólo un puñado de candidatas observadas. Sin embargo, nuevos cálculos de un grupo internacional de teóricos despliegan una mejor imagen de la naturaleza de las estrellas de quarks, y sugieren que podrían ser más fáciles de detectar que lo que se pensaba anteriormente. “La principal conclusión de nuestro trabajo es que hay una firma clara para la detección de posibles estrellas de quarks – y por lo tanto, de materia estable de quarks extraños”, dice el autor Aleksi Vuorinen de la Universidad de Bielefeld en Alemania.



Aplicando la teoría de perturbaciones

Vuorinen unió fuerzas con Aleksi Kurkela en la ETH de Zurich en Suiza y Paul Romatschke en la Universidad de Washington en Seattle para examinar cómo la presión de la materia de quarks extraños depende de su densidad – una relación descrita por la “ecuación de estado” de la estrella. Los físicos han estudiado esto antes, pero sólo con modelos muy simplificados de las interacciones de quarks. En cambio, el grupo de Vuorinen ha empleado la teoría de perturbaciones – una técnica que se aproxima a las soluciones matemáticas de manera gradual, que en conjunto es mucho más precisa.


El resultado podría sorprender a otros físicos. El pensamiento actual es que las estrellas de quarks deben ser menores que las estrellas de neutrones, y de hecho que las estrellas compactas por arriba de cierto tamaño – típicamente alrededor del doble de la masa de nuestro sol, o dos masas solares – deben ser estrellas de puros neutrones sin núcleo de quarks. Sin embargo, el grupo Vuorinen concluye casi lo contrario: que las más grandes estrellas de quarks pueden ser más grandes que las estrellas de neutrones, tal vez hasta 2.5 masas solares. En otras palabras, como señala Vuorinen, la detección de una estrella compacta, con una masa de cerca de ese límite sería un “indicio” de una estrella de quarks.


Esa sería una detección de gran interés para los astrofísicos, porque sería abrir una ventana sobre las propiedades de la materia de quarks extraños. A diferencia de la materia de quarks calientes, o un “plasma de quarks y gluones”, que puede ser estudiada en los aceleradores de partículas como el 120% Hadron Collider del CERN, en la actualidad la materia de quarks extraños es imposible crear en el laboratorio.



Conclusiones polémicas

Thomas Schaefer, un físico de quarks en la Universidad Estatal de Carolina del Norte en los EE.UU., piensa que es un “artículo muy interesante”, aunque dice que algunas de las conclusiones serán objeto de controversia. “De hecho, tienden a estar de acuerdo con lo que los autores dicen [respecto al tamaño potencial de las estrellas de quarks]”, añade.


Pero otros no están tan seguros. Mark Alfordat de la Universidad de Washington en St. Louis, Missouri, señala que la teoría de perturbaciones utilizada por el grupo de Vuorinen sólo es verdaderamente exacta cuando los quarks son millones de veces más densos que en estrellas de neutrones reales. “Cuando hablan de estrellas de neutrones, están extrapolando sus cálculos hacia una región que no es confiable”, dice. “Sin embargo, esta es una mejora con respecto a lo que estaba disponible antes … este trabajo es en realidad un verdadero paso adelante”.



Ver imagen más detallada.


El estudio está disponible como un borrador en arXiv.

Acerca del autor: Jon Cartwright es un periodista independiente con sede en Bristol, Reino Unido

Posted in Ciencia | Etiquetado: , , | Comentarios desactivados en Nuevos cálculos predicen masivas estrellas de quarks

Se ovserva Dióxido de Carbono en un planeta lejano

Posted by keithcoors_00 en 13 diciembre, 2008

La firma gaseosa de habitabilidad detectada en la atmósfera de un ‘Júpiter caliente’.


Esta noticia fue publicada hace cosa de un mes por Nature, pero hasta ahora se le da difusión en los medios electrónicos, como el NY Times y El País. La diferencia, desde mi punto de vista, reside en que el artículo de Nature se basa principalmente en una entrevista con GiovannaTinetti, investigadora de la University College London en el Reino Unido, mientras que las notas periodísticas mencionan a Mark R. Swain, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. ¿Acaso diferencias nacionalistas hicieron que la noticia se retrasase a propósito?

De cualquier forma aquí presento a los amables lectores una recopilación y traducción de los artículos y notas mencionados.



Los astrónomos, aplicando técnicas para la búsqueda de vida extraterrestre, han detectado emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera de un planeta a 63 años luz de distancia.

El dióxido de carbono, un signo indicador de de que un planeta puede ser capaz de sustentar la vida, ha sido detectado en la atmósfera de un gigante gaseoso en órbita cercana alrededor de una estrella.

Aunque no hay forma de que este planeta pudiese sustentar la vida, la capacidad para detectar emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera ofrece esperanza para detectar ambientes atmosféricos de planetas como la Tierra, y así reforzar la búsqueda de vida fuera del Sistema Solar.

El planeta al que los astrónomos denominan HD 189733b es del tipo Júpiter caliente – un planeta de masa similar a Júpiter en nuestro Sistema Solar, pero que orbita mucho más cerca de su estrella, y así es mucho más caliente. Giovanna Tinetti del University College London, Reino Unido y sus colegas han podido medir el espectro de la luz procedente de lado el día del planeta utilizando una técnica llamada “tránsito secundario”.

El método inicia con el registro del espectro de luz del planeta y su estrella, y luego se mide el espectro de la estrella sola mientras el planeta se oculta detrás de ella. La diferencia de los dos espectros es el espectro de la luz que provenga directamente del planeta. Tinetti utilizó la cámara de infrarrojo cercano y el Espectrómetro Multi-Objeto (NICMOS) a bordo del Telescopio Espacial Hubble.

La diferencia entre los dos espectros reveló la luz emitida desde el planeta, y la combinación de colores en la luz del planeta contiene el indicador signos de dióxido de carbono, en concentraciones de entre una parte por millón y una parte por 10 millones, en comparación con la Tierra en alrededor de 385 partes por millón.

Incluso esta cantidad de dióxido de carbono es un poco sorpresiva, porque la simple ecuación química de carbono predijo que ería más probable la formación de monóxido de carbono o moléculas de metano. Una posibilidad es que la intensa radiación ultravioleta de la estrella, a sólo tres millones de kilómetros de distancia, está provocando reacciones químicas para producir el dióxido de carbono observado.

“Los teóricos no tendrá ningún problema de explicar las cosas”, dijo L. Drake Deming, un científico planetario de la NASA Goddard Space Flight Center en Greenbelt, Maryland, y miembro del equipo del doctor Swain.

“Este es un resultado emocionante”, afirma Tinetti. “Esta es la primera imagen de infrarrojo cercano del espectro de un planeta. Incluso desde un punto de vista técnico es un buen resultado”.

Espectacular hallazgo


Este año, los astrónomos del grupo del doctor Mark R. Swain informaron del descubrimiento de vapor de agua y metano alrededor del planeta HD 189733b. Y un grupo distinto de astrónomos, dirigido por Carl J. Grillmair del Instituto de Tecnología de California, ahora informa que también han detectado agua en todo el planeta, utilizando una técnica más precisa que la utilizada en investigaciones anteriores.

“El dióxido de carbono es uno de los cuatro grandes biomarcadores para un planeta habitable, si no es inhabitable”, dice Alan Boss del Departamento de Magnetismo Terrestre de la Institución Carnegie de Washington, que no estaba involucrado con el trabajo. Los otros tres son el agua, el metano y el oxígeno – y ahora sólo falta observar el oxígeno en la atmósfera de un planeta fuera del Sistema Solar. “Ellos realmente lo han identificado”, dice Boss del resultado.

El instrumento NICMOS observa la parte de infrarrojo cercano del espectro mientras que los estudios anteriores de este planeta usando el Telescopio Espacial Spitzer han estado buscando en diferentes zonas del espectro donde no se encontraría una firma de dióxido de carbono, como sería en la zona media de los infrarrojos. Estos diferentes instrumentos también observan diferentes capas de la atmósfera a fin de que en última instancia, pueda deducirse una imagen de la química que se encuentra entre ellas.

“Es un espectacular conjunto de datos”, dice Sara Seager del Instituto de Tecnología de Massachusetts, Cambridge. “Es sorprendente que podamos detectar moléculas en las atmósferas de exoplanetas”. La detección de dióxido de carbono es especialmente sorprendente, dice Seager.

Boss está impresionado de que incluso con la baja resolución de este espectro, la señal de dióxido de carbono sea tan clara. “Es increíble lo que puedes hacer con un telescopio como el Hubble que nunca fue diseñado para hacer observaciones planetarias como ésta”, dice.

Suavemente suavemente

Tinetti y su equipo están siendo prudentes a la hora de deducir mucho de sus resultados, pero esperan que con más observaciones serán capaces de trabajar en el origen de este dióxido de carbono, y si se trata de una reacción foto o termoquímica. Los resultados fueron presentados en una reunión sobre moléculas en las atmósferas planetarias extrasolares celebrada en París, del 19 al 21 de noviembre, y será publicada en el Diario Astrofísico.

“Este planeta que hemos mantenido observación no es en absoluto habitable”, afirma Tinetti, “pero todas estas mediciones nos dan una oportunidad para entrenarnos en esta búsqueda”. Y con ese entrenamiento, los astrónomos serán capaces de observar, encontrar y caracterizar planetas como los nuestros. “Estamos muy cerca del momento en que nos encontramos con un planeta con masa equiparable a la Tierra”, afirma Tinetti.

Mientras tanto, la detección de agua por el equipo del doctor Grillmair, utilizando una técnica similar pero con emisiones infrarrojas de longitudes de onda mayores, detectadas por el telescopio espacial Spitzer, confirma lo que se esperaba: el hidrógeno y el oxígeno son dos de los elementos más comunes en el universo, y combinar fácilmente en el agua.

“Este resultado confirma básicamente lo que los teóricos han estado diciendo durante varios años,” dijo Dr Grillmair. “Debe haber una enorme cantidad de agua en estos ambientes, y parece que hay”.

Imagen: Concepción artística de la vista de un “Júpiter caliente” con dióxido de carbono. Crédito: Prisacom S.A. – Ribera del Sena, S/N – Edificio APOT – Madrid [España]

Posted in Ciencia | Etiquetado: , , | Comentarios desactivados en Se ovserva Dióxido de Carbono en un planeta lejano