Ahuramazdah

El Weblog sin dogmas

Posts Tagged ‘Mitos’

Mito científico 5: La población humana está creciendo exponencialmente

Posted by keithcoors_00 en 13 enero, 2016

La respuesta a cualquiera que hable de exceso de población es preguntarle si él mismo es parte de ese exceso de población, o si no lo es, cómo sabe que no lo es.

Gilbert Keith Chesterton

Desde Nature

Por: Megan Scudellari

Traducción: KC


 

Los temores sobre la superpoblación se iniciaron con el reverendo Thomas Malthus en 1798, quien predijo que el crecimiento exponencial no controlado de la población llevaría a la hambruna y la pobreza.

 

Pero la población humana y no ha crecido y no está creciendo en forma exponencial y es improbable que lo haga, dice Joel Cohen, un investigador de poblaciones de la Universidad Rockefeller en Nueva York. La población mundial está creciendo en apenas la mitad de la tasa que era antes de 1965. En la actualidad se estima que hay 7.3 mil millones de personas, y se prevé que llegue a 9.7 mil millones para el año 2050. Aún así, la creencia de que el aumento en la tasa de la población desencadenará algún tipo de escenario apocalíptico, ha sido perpetuada. El afamado físico Albert Bartlett, por ejemplo, ha dado más de 1,742 lecturas sobre crecimiento exponencial de la población humana y sus espantosas consecuencias a partir de 1969.

 

La población mundial también tiene suficiente para comer. De acuerdo con la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas, la tasa de producción de alimentos en general supera el crecimiento de la población. La gente cultiva cereales con suficientes calorías para alimentar entre 10 mil y 12 mil millones de personas. Sin embargo, el hambre y la malnutrición persisten en todo el mundo. Esto se debe a que alrededor del 55% del cultivo de alimentos se divide entre alimentación para ganado, fabricación de combustible y otras materias o se desperdicia, dice Cohen. Y lo que queda no se distribuye de manera uniforme – los ricos tienen un montón, los pobres tienen poco. Del mismo modo, el agua no es escasa a nivel global, pero mil docientos millones de personas viven en áreas donde sí lo es.

 

“La superpoblación no es realmente superpoblación. Es una cuastión de pobreza”, dice Nicholas Eberstadt, demógrafo en el American Enterprise Institute, un centro conservador de inteligencia con sede en Washington DC. Sin embargo, en lugar de examinar por qué existe la pobreza y cómo apoyar de manera sostenible a una población creciente, dice, los científicos sociales y biólogos hablan más allá de ellos mísmos, debatiendo las definiciones y las causas de la sobrepoblación.

 

Cohen añade que “aunque la gente que sabe de estos hechos, los utiliza como una excusa para no poner atención en los problemas que tenemos ahora”, apuntando hacia el ejemplo de los sistemas económicos que favorecen a los ricos.

 

Al igual que otros entrevistados para este artículo, Cohen es menos optimista sobre las posibilidades de disipar la idea de la superpoblación y otros mitos ubicuos, pero está de acuerdo en que vale la pena tratar de evitar conceptos erróneos en el futuro. Muchos mitos han surgido cuando un investigador extrapoló más allá de las conclusiones estrechas en los trabajos de otros, como fue el caso de los radicales libres. Esa “interpretación reptante”, como Spitzer la llama, puede dar lugar a ideas erróneas que son difíciles de extirpar. Para prevenir eso, “podemos asegurarnos de que una extrapolación esté plenamente justificada, y que no iremos más allá de los datos”, sugiere Spitzer. Más allá de eso, todo se reduce a la comunicación, dice Howard-Jones. Los científicos tienen que ser eficaces en comunicar ideas y alejarse de mensajes sencillos y condensados.

 

 

 

Anuncios

Posted in Ciencia | Etiquetado: | Comentarios desactivados en Mito científico 5: La población humana está creciendo exponencialmente

Mito científico 4: Aprendes mejor cuando te enseñan en tu estilo de aprendizaje preferido

Posted by keithcoors_00 en 23 diciembre, 2015

Desde Nature

Por: Megan Scudellari

Traducción: KC


 

Las personas atribuyen otras cualidades míticas a sus (no tan) grandes cerebros. Uno de estos mitos es que los individuos aprenden mejor cuando se les enseña en la forma en que prefieren aprender. Un alumno verbal, por ejemplo, supuestamente aprende mejor a través de las instrucciones orales, mientras que un estudiante visual absorbe información más eficazmente a través de gráficos y otros diagramas.

 

Hay dos verdades en el núcleo de este mito: mucha gente tiene una preferencia por la forma en que reciben la información, y la evidencia sugiere que los maestros logran los mejores resultados educativos cuando presentan la información en múltiples modos sensoriales. Empatando esto con el deseo de la gente para aprender y ser considerado único, y las condiciones están maduras para la creación de mitos.

 

“El mito de los estilos de aprendizaje lo tiene todo a su favor: una semilla de hechos, sesgos emocionales y una ilusión”, dice Howard-Jones. Sin embargo, al igual que el azúcar, la pornografía y la televisión, “lo que usted prefiere no siempre es bueno o correcto para usted”, dice Paul Kirschner, un psicólogo educativo en la Universidad Abierta de los Países Bajos.

 

En 2008, cuatro neurocientíficos cognitivos revisaron la evidencia científica a favor y en contra de estilos de aprendizaje. Sólo unos pocos estudios habían puesto rigurosamente las ideas a prueba y la mayoría de los que lo hicieron mostraron que la enseñanza en el estilo preferido de una persona no tuvo ningún efecto beneficioso sobre su aprendizaje. “El contraste entre la enorme popularidad del enfoque de aprendizaje-estilos dentro de la educación y la falta de evidencia creíble para su utilidad es, en nuestra opinión, llamativo y preocupante”, escribieron los autores de uno de estos estudios.

 

Eso no ha impedido el avance de una industria lucrativa que bombea libros y pruebas para 71 estilos de aprendizaje propuestos. Los científicos también perpetúan el mito, citando los estilos de aprendizaje en más de 360 ​​atrículos de investigación durante los últimos 5 años. “Hay grupos de investigadores que todavía se adhieren a la idea, sobre todo la gente que desarrollaron cuestionarios y encuestas para categorizar personas. Tienen un fuerte interés creado”, dice Richard Mayer, un psicólogo educativo en la Universidad de California en Santa Bárbara.

 

En las últimas décadas, la investigación en técnicas educativas ha comenzado a mostrar que hay intervenciones que hacen mejorar el aprendizaje, incluyendo hacer que a estudiantes resumir o explicar conceptos a sí mismos. Y parece que casi todos los individuos, salvo los que tienen problemas de aprendizaje, aprenden mejor a partir de una mezcla de palabras y gráficos, en lugar de una sola técnica.

 

Sin embargo, el mito de los estilos de aprendizaje hace que sea difícil llevar estos conceptos basados en en la evidencia respaldada a las aulas. Cuando Howard-Jones habla a los maestros para disipar el mito de los estilos de aprendizaje, por ejemplo, a menudo no les gusta escuchar lo que les tiene que decir. “Tienen rostros desilusionados. Los profesores invierten esperanza, tiempo y esfuerzo en estas ideas”, dice. “Después de eso, pierden interés en la idea de que la ciencia puede apoyar el aprendizaje y la enseñanza.”

 


Foto de entrada, cortesía de Ángeles María May Jiménez.

 

 

 

Posted in Ciencia | Etiquetado: , | Comentarios desactivados en Mito científico 4: Aprendes mejor cuando te enseñan en tu estilo de aprendizaje preferido

Mito científico 3: Los seres humanos tienen cerebros excepcionalmente grandes

Posted by keithcoors_00 en 23 diciembre, 2015

Desde Nature 

Por: Megan Scudellari

Traducción: KC


 

El cerebro humano – con su notable conocimiento – es a menudo considerado como el pináculo de la evolución cerebral. Ese dominio se atribuye a menudo al tamaño excepcionalmente grande del cerebro en comparación con el cuerpo, así como su densidad de neuronas y células de soporte, llamadas glías.

 

Sin embargo, nada de eso es cierto. “Hicimos una recolección dispersa de números que nos ponen en la cima”, dice Lori Marino, un neurocientífico de la Universidad de Emory en Atlanta, Georgia. Los cerebros humanos son alrededor de siete veces más grandes que uno podría esperar en relación con los animales de tamaño similar. Pero los ratones y los delfines tienen aproximadamente las mismas proporciones, y algunas aves tienen una proporción más grande.

 

“Los cerebros humanos respetan las reglas de escalamiento. Tenemos un cerebro de primate pero a mayor escala”, dice Chet Sherwood, antropóloga biológica en la Universidad George Washington, en Washington DC. Incluso los recuentos de células han sido inflados: Artículos, reseñas y libros de texto suelen afirmar que el cerebro humano tiene 100 mil millones de neuronas. Medidas más precisas sugieren que el número está más cerca de las 86 mil millones de neuronas. Esto puede sonar como un error de redondeo, pero 14 mil millones de neuronas es más o menos el equivalente a dos cerebros de macaco.

 

Los cerebros humanos son diferentes de los de otros primates en otras formas: En el Homo sapiens evolucionaron una corteza cerebral ampliada – la parte del cerebro involucrada en funciones tales como el pensamiento y el lenguaje – y algunos cambios singulares en la estructura neuronal y en funciones de otras áreas del cerebro.

 

El mito de que nuestros cerebros son únicos debido a un número excepcional de neuronas ha hecho un flaco favor a la neurociencia porque otras posibles diferencias rara vez son investigadas, dice Sherwood, señalando como ejemplos el metabolismo de la energía, las tasas de desarrollo de las células cerebrales y la conectividad de largo alcance de las neuronas. “Todos estos son espacios donde se pueden encontrar las diferencias humanas, y parecen ser relativamente ajenos a número total de neuronas”, dijo.

 

El campo (de la neurociencia, nota de KC) está comenzando a explorar estos temas. Proyectos como el de los Institutos Nacionales Norteamericanos de Salud (Human Connectome Project) y el del Instituto Federal Suizo de Tecnología de Lausanne (Blue Brain Project) están trabajando para entender el funcionamiento del cerebro a través de los patrones de interconexión en lugar del tamaño.

 

 

Posted in Ciencia | Etiquetado: , , | Comentarios desactivados en Mito científico 3: Los seres humanos tienen cerebros excepcionalmente grandes

Mito científico 2: Los antioxidantes son buenos y los radicales libres son malos

Posted by keithcoors_00 en 22 diciembre, 2015

Desde Nature 

Por: Megan Scudellari

Traducción: KC


 

En diciembre de 1945, la esposa del químico Denham Harman sugirió que su esposo había leído un artículo en el Ladies Home Journal titulado ‘Mañana podría usted estar más joven’. Esto despertó su interés en el envejecimiento, y años más tarde, como investigador asociado en la Universidad de California, Berkeley, Harman tuvo un pensamiento “de la nada”, como él recordó más tarde. El envejecimiento, propuso, es causado por los radicales libres, moléculas reactivas que se acumulan en el cuerpo como subproductos del metabolismo y conducen a daño celular.

 

Los científicos se reunieron en torno a la teoría de los radicales libres del envejecimiento, incluyendo el corolario de que los antioxidantes, moléculas que neutralizan los radicales libres, son buenos para la salud humana. En la década de 1990, muchas personas estaban tomando suplementos antioxidantes, como la vitamina C y β-caroteno. Se trata de “una de las pocas teorías científicas que han llegado al público: la gravedad, la relatividad y los radicales libres causando envejecimiento, por lo que uno tiene que tener antioxidantes”, dice Siegfried Hekimi, biólogo de la Universidad McGill en Montreal, Canadá.

 

Sin embargo, en la década de 2000, los científicos que intentaban construir sobre la teoría encontraron resultados desconcertantes: ratones modificados genéticamente para producir radicales libres en exceso vivían lo dobleque un ratón normal y aquellos diseñados para producir en exceso antioxidantes no vivieron más tiempo que los normales. Fue el primero de una avalancha de datos negativos, que en un principio resultó difícil publicar. La teoría de los radicales libres “era como una especie de criatura que estábamos tratando de matar. Estuvimos disparándole balas, y simplemente no moriría”, dice David Gems del University College de Londres, quien comenzó a publicar sus propios resultados negativos en 2003. Luego, un estudio en humanos mostró que los suplementos antioxidantes evitan los efectos que mejoran la salud con el ejercicio, y otro de ellos les asoció una mayor mortalidad (ver referencias al final de la entrada).

 

Ninguno de estos resultados ha hecho disminuir el mercado global de antioxidantes, que va desde alimentos y bebidas hasta aditivos alimenticios para ganado. Se proyecta un crecimiento de US $ 2,1 mil millones en 2013 a $ 3,1 mil millones en 2020. “Es un escándalo enorme”, dice Gems. “La razón por la que la noción de que la oxidación y el envejecimiento están relacionados se debe a que ha sido perpetuada por la gente que hace dinero con ello.”

 

Hoy en día, la mayoría de los investigadores que trabajan en eltema del envejecimiento coinciden en que los radicales libres pueden causar daño celular, pero esto parece ser una parte normal de la reacción del cuerpo a la tensión. Sin embargo, el campo ha perdido el tiempo y recursos como resultado. Y la idea todavía restringe publicaciones sobre los posibles beneficios de los radicales libres, dice Michael Ristow, investigador del metabolismo en el Instituto Federal Suizo de Tecnología en Zurich, Suiza. “Hay una importante cantidad de evidencia aun oculta en los cajones y las unidades de disco duro que apoya este concepto, pero la gente no está poniendo atención”, dice. “Sigue siendo un problema importante.”

 

Algunos investigadores también cuestionan la suposición general de que el daño molecular de cualquier tipo provoca envejecimiento. “Hay un signo de interrogación sobre si realmente todo esto debe deshecharse”, dice Gems. El problema, dice, es que “la gente no sabe a dónde ir ahora”.

 


 

Referencias:

 

 

 

 

 

 

 

Posted in Ciencia | Etiquetado: , , | Comentarios desactivados en Mito científico 2: Los antioxidantes son buenos y los radicales libres son malos

Mito científico 1: La detección temprana salva vidas para todos los tipos de cáncer

Posted by keithcoors_00 en 22 diciembre, 2015

Desde Nature 

Por: Megan Scudellari

Traducción: KC


 

La revisión regular puede ser beneficiosa para algunos grupos en riesgo con ciertos tipos de cáncer, como el de pulmón, de cuello uterino y cáncer de colon, pero este no es el caso para todas las pruebas. Sin embargo, algunos pacientes y los médicos defienden ferozmente las detecciones ineficaces.

 

La creencia de que la detección temprana salva vidas se originó a principios del siglo XX; los médicos se dieron cuenta que tenían mejores resultados al identificar y tratar tumores justo después de la aparición de los síntomas. El siguiente salto lógico fue suponer que entre más pronto se identificaba un tumor, mayor sería la probabilidad de supervivencia. “A todos nos han enseñado, desde que estábamos en las rodillas de nuestra madre, que la manera de lidiar con el cáncer es encontrarlo temprano y acabar con él”, dice Otis Brawley, director médico de la American Cancer Society.

 

Pero la evidencia de grandes números ensayos aleatorios para cánceres como el de tiroides, de próstata y de mama han demostrado que la detección temprana no es el salvavidas como a menudo se publica. Por ejemplo, una revisión Cochrane de cinco ensayos clínicos aleatorizados y controlados para un total de 341,342 participantes encontró que la detección de cáncer de próstata no disminuyó significativamente las muertes por esta causa.


“La gente parece imaginar que el sólo hecho de haber encontrado un cáncer en forma supuestamente temprana significa un beneficio. Pero eso no es así en absoluto”, dice Anthony Miller de la Universidad de Toronto en Canadá. Miller encabezó el Estudio Nacional Canadiense de Cáncer de Mama, un estudio de 25 años con 89,835 mujeres de entre 40 y 59 años encontraron que las mamografías anuales no redujeron la mortalidad por cáncer de mama. Eso es porque algunos tumores conducirán a la muerte independientemente del momento en que se detectan y se tratan. Mientras tanto, la detección temprana agresiva tiene una serie de efectos negativos para la salud. Muchos cánceres crecen lentamente y no harán daño si se dejan solos, por lo que las personas terminan teniendo tiroidectomías, mastectomías y prostatectomías innecesarias. Así que en un nivel de población, los beneficios (vidas salvadas) no superan los riesgos (vidas perdidas o interrumpidas por tratamientos innecesarios).

 

Sin embargo, las personas que han tenido un cáncer detectado y después retirado son propensos a sentir que se su vida fue salvada, y estas experiencias personales ayudan a mantener viva la idea errónea. Y los oncólogos debaten rutinariamente que edades y otros factores de riesgo se beneficiarían con exámenes regulares.

 

Centrar tanta atención en las actuales pruebas de detección tiene un costo para la investigación del cáncer, dice Brawley. “Para el caso del cáncer de mama, hemos pasado mucho tiempo discutiendo si la mejor edad es de 40 años o de 50 años y no sobre el hecho de que se necesita una una prueba mejor”, por ejemplo una que pueda detectar tumores de rápido crecimiento en lugar de tumores de crecimiento lento. Y los diagnósticos existentes deben ser rigurosamente probados para demostrar que en realidad salvan vidas, dice el epidemiólogo John Ioannidis del Centro de Investigación en Prevención Stanford, en California, quien informó este año que muy pocas pruebas de detección de 19 enfermedades graves realmente reducen la mortalidad.

 

Cambiar comportamientos será duro. Gilbert Welch en el Instituto Dartmouth de Políticas de Salud y Práctica Clínica en Lebanon, New Hampshire, dice que se prefiere decir a las personas que tomen una una prueba rápida cada pocos años en lugar de aconsejarles que coman bien y hacer ejercicio para prevenir el cáncer. “La detección temprana se ha convertido en una forma fácil para el doctor y el paciente de pensar que están haciendo algo bueno para su salud, pero el riesgo de cáncer no ha cambiado en absoluto.”

 

 

Posted in Ciencia | Etiquetado: , | Comentarios desactivados en Mito científico 1: La detección temprana salva vidas para todos los tipos de cáncer