Ahuramazdah

El Weblog sin dogmas

Elecciones, conformismo y rumbo

Posted by keithcoors_00 en 11 junio, 2015

Yo creía que la ruta pasaba por el hombre, y que de allí tenía que salir el destino.


Pablo Neruda


Justo el domingo 7 de junio pasado se realizaron elecciones en mi México para renovar las diputaciones al nivel federal. No tienen nombre propio pero en inglés serían las midterm elections, es decir, elecciones a la mitad del período presidencial vigente.



Una vez más Denisse Dresser, clienta ya de este espacio, como preparación a estas elecciones salió a defender el “voto nulo”, esa especie de vudú electoral de la que ya habíamos hablado en este espacio con anterioridad. En esta ocasión presentando un video en el que con mucha rapidez presentó estadísticas que afirmaban que el voto nulo NO había favorecido al PRI, ni en 2012 ni en 2009. Hasta el día de hoy 10 de junio, el PREP (esa especie de “adelanto” en los resultados oficiales) marcaba al PRI como supremo ganador, al contabilizar el 29.1% de los votos emitidos. Desde mi punto de vista, el casi 4.9% de votos nulos, aunado a la atomización de la oposición le dio el gane al PRI. Porque esos votos no iban a ser para el tricolor, pero tampoco fueron para otro partido, como se observa en la siguiente imagen tomada del sitio web del PREP.

 

 

 

 

 

 

 

El gran ganador de estas elecciones, como lo ha sido en muchas antes que ésta, es el abstencionismo, con un casi 53% de votantes que simplemente se niega a acudir a las urnas. Más de la mitad de los adultos son abatidos por la flojera y la ignorancia, dado este resultado. La nulidad que la mayoría de los mexicanos exhibe a la hora de expresar su opinión, aunada al voto nulo indica que tenemos el gobierno que merecemos. Y es que entre los flojos, los ignorantes y los acarreados han legitimizado el que aún tengamos a idiotas y corruptos como Peña Nieto en el gobierno.

 

 

 

 

 


Hecha la autocrítica nacional, me dispongo ahora a analizar algunos comentarios que he recogido de amigos, vecinos, conocidos y compañeros de trabajo respecto a esta situación nacional.


  1. Algunos son de la opinión que no hay nada que hacer, que las cosas no pueden cambiar y que cualquier esfuerzo por hacerlo es una pérdida de tiempo, ya que nadie puede convencer a nadie más de que cambie su forma de pensar.
  2. Otros, como Denise, piensan que hacerle muecas a las boletas electorales es una forma de repudiar al gobierno. Anotar consignas anti-Peña y otras linduras del estilo es como la nueva forma de protestar pacíficamente.
  3. Otros más, como los violentos “maestros” oaxaqueños piensan que un boicot sería lo más viable.


En lo personal no me inclino por apoyar ninguna de las tres. La primera es la base de la postura cómoda, que se deja llevar por la corriente, y que quizás se queje de lo mal que está el país pero que no hace (ni hará) nada por cambiar el estado de las cosas. La segunda, aunque más razonada, implica una intención que sólo beneficia a la clase gobernante, al priísmo recalcitrante que compra votos y perpetúa a ese pequeño grupo de ciudadanos que recibe 500 pesos por foto de voto a favor del PRI y que seguirá pensando que eso es democracia. La tercera es bastante tentadora, lo reconozco, pero ojalá la propuesta viniera de un grupo menos violento. La sección 22 del gremio magisterial se ha caracterizado por tener bajos niveles de preparación, bajos resultados académicos de sus alumnos y manifestaciones violentas cada año (para que el gobierno “se moche” con los líderes y siga el el estado de las cosas como siempre ha estado: mal).

 

 

¿Cuál es tu postura entonces, oh gran crítico social? (Esta pregunta sarcástica no me la han hecho jamás. pero yo me la hago con una buena dosis de auto-sarcasmo). Pues como siempre he manifestado, el verdadero cambio inicia en uno mismo y con quienes están cerca de uno: Familia, amigos, compañeros, alumnos, etc. Lo siento, pero a mis amigos que han expresado sus dudas acerca de si esto funciona (o convence) les digo: Hay muestras de que es posible. A veces cuesta mucho y es bastante difícil de soportar. Ahí tienen el caso de “El Bronco”, Jaime Heliódoro Rodríguez Calderón, quien tras de varios sucesos impactantes en su vida (que podrían haber hecho cambiar a cualquiera) decidió lanzarse como candidato independiente a la gubernatura de Nuevo León. Ahora es el virtual gobernador de este gran y progresista estado.


Pero no es necesario ir tan lejos. Si piensas que este México puede cambiar: 



  1. Cambia tú, levántate y haz algo diferente a lo que ha hecho el 53% de la población mexicana. No te conformes con migajas.
  2. Convéncete tú de que sí es posible cambiar, contagia a otros a tu alrededor. 
  3. Critica a los corruptos y a los delincuentes. Exije justicia para todos. 
  4. Rechaza la corrupción y no cometas delitos. 
  5. Respeta tu propia persona y respeta la vida y las propiedades de los demás. 
  6. Respeta el derecho que todos tenemos a expresar lo que pensamos. 
  7. En especial permite que otros opinen diferente que tú. Exige que los demás lo permitan. 



Yo estoy convencido de que esa es la ruta que debemos seguir.


Imagen de entrada tomada desde http://tintafresca.com.mx/mx/136

Posted in Historia | Etiquetado: , , | Leave a Comment »

Me quiere o no me quiere dios

Posted by keithcoors_00 en 3 junio, 2015

Pedimos milagros, como si no fuese el milagro más evidente el que los pidamos.


Miguel de Unamuno


Se me pasan las semanas y hasta los meses sin publicar en este espacio. Disculparán, queridos lectores, a este humilde bloguero cuyo trabajo impide actualmente escribir como antaño. Eso no implica abandono de esta tan reconfortante actividad, así que ahora, con nuevo material para critic… perdón, para analizar, presento ante la amable concurrencia esta entrada sobre lo que la gente piensa que hace diosito lindo.


Viene a colación esta reflexión debido a la ocurrencia de un accidente aéreo cerca de Querétaro, México, ayer 2 de junio de 2015. Dice así la nota del sitio de la CNN:


Cinco personas murieron este martes luego de que la avioneta en que viajaban cayó a un costado de la autopista México-Querétaro, informó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).


Poco después vi en mi Facebook la publicación de algunas fotografías de este incidente, compartidas por una persona que decía al pié de ellas: “Diosito me quiere aquí aún, a treinta metros de mi se desplomó una avioneta en Querétaro. Que en paz descanse la gente que venia abordo. A q mal día.


Aún no puedo entender lo que sucede en la mente de personas que, como la que publicó estas fotos en FB, afirman que dios las quiere aún aquí porque una avioneta con 5 pasajeros se estrelló a 30 m de dónde estaba. O sea, qué se puede inferir al respecto: ¿dios aún quiere aquí a esta persona pero seguramente odiaba a las 5 que murieron tras el desplome? ¿dios causó el accidente para recordarle a esta persona que aún la quiere aquí? ¿dios tuvo el poder suficiente para desviar la avioneta y evitar daños a esta persona pero no el suficiente para salvar a sus pasajeros y piloto?


Cuantas y cuantas preguntas como éstas se me agolpan en mi pobre y desvencijado cerebro. Porque pensar que dios me quiere aquí porque no me cayó encima la avioneta implica que, al menos, me siento especial y privilegiado por ese ente conocido popularmente como dios. Muy bien, digo yo, que así se sienta la gente, pero ¿puede ser eso verdad? ¿dios prefiere a unos humanos y a otros no? ¿Cómo explicar racionalmente las “preferencias” de dios con base en afirmaciones como esa?


Haciendo una breve reflexión mórbida sobre lo que sucedía instantes antes del desplome, podría imaginarme a los tripulantes de la avioneta (si eran creyentes de dios) rezándole y suplicándole que su medio de transporte no se estrellara. ¿Acaso el dios a quien rezaban NO escuchó sus plegarias? En cambio la persona que subió las fotos no sabía que una avioneta iba a estrellarse junto a ella y lo más seguro es que no haya invocado a su dios para evitar que le cayera encima. ¿Qué hace a esta persona especial a los ojos de su dios? No tengo la menor idea, sinceramente. En especial porque quizás esta persona es tan especial como lo eran quienes murieron en el accidente, como los que mueren por cualquier accidente o enfermedad. Como los que mueren a manos de asesinos…


Otra alternativa es suponer que ante la aleatoriedad de los sucesos en este universo, la gente prefiere pensar que en realidad no existe tal cosa y que en su lugar hay una especie de plan maestro para que las cosas sucedan como suceden. O como mucha gente afirma “Todo sucede por una razón”, o bien “No existen las coincidencias”, o peor aun “dios sabe porqué hace las cosas”. O como la persona de estas fotos que afirma que diosito aun la quiere aquí.


Yo no sé si dios existe como un ente independiente de nuestra mente imaginativa (lo más probable es que no), pero si existiera y pudiera alterar esa aleatoriedad para beneficiar a unos (y al mismo tiempo perjudicar a otros) ¿Qué le haría tomar ese tipo de decisiones? ¿Algún tipo de juicio de valor basado en las cualidades de las personas seleccionadas? Mucha gente cree en los milagros, esos sucesos que parecen desafiar la aleatoriedad del universo, pero poco se ha hecho para que esos “milagros” se empaten seriamente con el resto del universo de posibilidades y probabilidades. Algunas personas con cáncer eventualmente se alivian. Las avionetas que se desploman en pleno vuelo no siempre caen en las cabezas de seres humanos. Un sismo afecta un edificio pero no al del vecino. Eso es lo que sucede normalmente.


Un milagro, desde mi punto de vista, sería que bajo ciertas circunstancias las leyes de la física se violaran flagrantemente. Por ejemplo, que la fuerza de gravedad pudiera anularse y hacer que una avioneta en picada se detuviese en el aire para evitar la muerte de sus tripulantes. Eso sería algo digno de observarse y analizarse. Eso sería un buen inicio para buscar la razón de tal violación, ya sea en un nuevo conjunto de leyes físicas ad hoc, o en la existencia de un ser que pudiera hacer ese tipo de malabarismos físicos.


Lo que sucede en realidad es que no se observan violaciones a las leyes físicas. Se observan nubes lenticulares, como las de la imagen de entrada, se observan sismos y huracanes. O se observa gente que sobrevive a calamidades y a enfermedades normalmente devastadoras. Si en esto último la gente desea ver milagros, está bien para ellos. Que lástima que para los que salen perjudicados con esos eventos no haya posibilidad de verlo así.


En lo particular aún no veo milagros. Y no espero verlos en el futuro próximo. Lo que me gustaría ver sería una explicación del porqué la gente usa muletillas “divinas” para justificar internamente la verdadera y muy poco comprendida aleatoriedad del universo.


Simplemente no entiendo porqué la gente hace eso. Que alguien me explique por favor.





Posted in Escepticismo | Etiquetado: , , | Leave a Comment »

Pseudociencias, charlatanería y ortografía, parte 1

Posted by keithcoors_00 en 9 marzo, 2015

Hay gente que porque sabe leer y escribir, cree que sabe leer y escribir.


Reynaldo Arenas.

 



En últimas fechas fui invitado a participar en un grupo de Facebook dedicado a las investigaciones de lo paranormal y ondas similares. Lo hago por diversión pura y llana, pues en realidad no me interesa investigar esos temas y sólo participo con mi ya tradicional escepticismo. Sin embargo no dejo de asombrarme ante un detalle muy común entre la gente que se piensa especial porque afirma que tiene contacto con el más allá, o porque dice tener dones paranormales o porque simplemente defiende a estas personas “especiales”. Y no me refiero a la mala ciencia (o total ausencia de ciencia) que caracteriza sus aportaciones. El detalle es que la gran mayoría de ellos tienen una pésima ortografía.


Quizás exista una relación entre la falta de educación o de cuidado al escribir y la tendencia a creer en tonterías como la telepatía. O quizás la telepatía no sea una tontería sino un hecho indiscutible. Esperaría para ello que uno de estos defensores de la telepatía me mande sus mensajes directo a mi cerebro. Así que sin más preámbulo les dejo, mis estimados lectores, esta joya de la moderna forma de (mal) escribir en una colaboración sobre telepatía y satélites:


Algüien,save de satelites para mirar personas ha mi me observan y el motivo es que soy telepata es la capacidad de comunicarse de cerebro a cerebro y la manera,correcta es via satelital.


Dejando a un lado la evidente paranoia (me observan) y del supuesto motivo (soy telepata), el horror de presenciar tan mala ortografía no me dejó alterativa que preguntar y hacer una buena sugerencia el autor “¿Cómo sabes que te observan? No contestes por aquí, manda un mensaje telepático directo a mi cerebro, por favor.


Como el mensaje no ha llegado aún a mi ansioso cerebro, supongo que el autor, quien se hace llamar Omar Hernandez, no tiene forma de invocar sus poderes para convencer a este humilde escéptico de que sus dones telepáticos son reales, como real es su ignorancia sobre la más elemental ortografía. Pero algo puede hacerse en este espacio y es precisamente indicar los horrorosos errores ortográficos:


  1. Algüien,save. La “u” de alguien no lleva diéresis (Diéresis: Signo ortográfico (¨) que se pone sobre la u de las sílabas gue, gui, para representar que esa letra representa un sonido que debe pronunciarse, como en vergüenza, argüir). La coma no debería ir allí, ya que su presencia no es necesaria y después de una coma debe haber un espacio. “Sabe” es la conjugación del verbo saber en tiempo presente, primera persona singular, y se escribe con “b”.
  2. …satelites. Se escribe satélites, con acento en la primera “e”.
  3. ..para mirar personas ha mi me observan… Después de “…mirar personas” debería haber un punto y seguido. “Ha” es la conjugación del verbo haber en tiempo presente, tercera persona singular; lo correcto hubiera sido colocar la preposición “a“, sin la horrorosa “h”.
  4. …soy telepata. Sólo el autor sabe que quiso decir con telepata, pues no existe en el español. La que existe es telepatía.
  5. …telepata es la capacidad de comunicarse… Lo correcto hubiera sido escribir “…telepatía es la capacidad…”
  6. …manera,correcta… La forma correcta es sin coma y con espacio entre las dos palabras, pues se trata de una misma idea que no es necesario separar.
  7. …via satelital. La palabra correcta es “vía“, con acento en la “i”. Además de la falta del acento, la frase carece de sintaxis pues no se sabe si “vía satelital” se refiere a la observación de personas o a la comunicación telepática, pues de ser esto último quizás se refería a comunicación telefónica.


Y es que de verdad, como dice la imagen de entrada, no eres tú Omar (ni tu tontería esa de la telepatía satelital, ni tu paranoia), es tu pésima ortografía. Ya para terminar, ofrezco a mis lectores la captura de pantalla de este galimatías ortográfico, junto con mi comentario (que al día de hoy tenía ya 20 pulgares arriba (“likes“) y otra imagen que me encanta y que invita a los lectores a enamorar mediante la buena ortografía.



Actualización. 10 de marzo 2015. Aquí otra muestra de lo que sucede en este mundo de lo “paranormal”.

 

Lo Matán,  pero No es a Ty. Soñaste Que te Matabán. Es una persona que dise, pero le tinen envidia y selan alguien. Porque sinpre pienso loque soñé. En los sueños beria el futuro pueto.
 

 

No, pues sí.
 

 




Posted in Escepticismo | Etiquetado: , , | 1 Comment »

Desastres y la influencia de dios

Posted by keithcoors_00 en 5 enero, 2015

Dios es un pobre diablo, con un problema demasiado complicado para sus fuerzas. Lucha con la materia como un artista con su obra. Algunas veces, en algún momento logra ser Goya, pero generalmente es un desastre.

Ernesto Sábato

 


Empezamos el año con una reflexión sobre la existencia de dios y su posible influencia en la naturaleza de este planeta. Específicamente sobre la ocurrencia de desastres. Esto se me ocurrió ya que recientemente se registraron exhalaciones de dos volcanes en mi México: el Popocatépetl y el Volcán de Colima.

 

También recordé que hace algunos años (20 para ser exactos) el volcán Popocatépetl despertó después de haber estado dormitando por más de 70 años. Me resultaba curioso que ese “despertar” había ocurrido en diciembre. Mi memoria puede fallar, pero recordé que ha sido en el mes diciembre cuando Don Goyo ha estado más activo.

 

Comenté recientemente este pensamiento con unos amigos y no faltó quien dijera que esa coincidencia era porque dios estaba enviando las erupciones en temporada navideña para indicarnos que deberíamos arrepentirnos de nuestros pecados.

 

Mi respuesta fue, como era de esperarse, cuestionar la validez de ese argumento. Por ejemplo, si dios provoca las erupciones del Popocatépetl para que nos arepintamos de los pecados cometidos ¿Por qué sólo provoca la del Popo y no la de otros volcanes, o la de todos los volcanes del mundo? ¿Sólo está interesado en recibir el arrepenrimiento de los habitantes de los alrededores de este coloso? ¿Trae algo contra los chilangos, poblanos y morelenses? ¿Ahora también espera que se arrepientan los de Colima?

 

Me respondió que dios siempre está presente controlando el universo, y que si provocaba esas erupciones y otros desastres era para que los humanos fuésemos mejores, para que reinase la paz, etc., etc. Recordé entonces el argumento de don Ernésto Sábato, que da pie a la entrada y que compadece a dios porque no siempre logra controlar la materia del universo. La argumentación terminó allí, pero no mi curiosidad así que seguí buscando más información al respecto.

 

Desde la antigüedad ya se culpaba a “las estrellas” de los desastres (de ahí su nombre). Una definición de desastre se puede ver aquí:

Está compuesta por el prefijo dis- des- que denota negación o inversión del significado, como por ejemplo en: disconforme (no estar conforme) o desleal (no ser leal) y también por el sustantivo griego ástron (astro) o latín astrum o estrella. Para los griegos un desastre ocurría cuando la posición de las estrellas no era favorable en determinado momento, por ejemplo en época de cosecha o en un nacimiento (tomada de Literatura y Etimología).

 

Otra definición etimológica es la que nos da el sitio Etimologías de Chile:

Así pues, en el inconsciente popular, la ocurrencia de desastres ha estado asociada con algo que está más allá de nuestro alcance, al estilo de dioses o caprichosas estrellas de la fortuna. Sin embargo, ahora sabemos que las estrellas poco hacen por desestabilizar la naturaleza de esta tierra. La única estrella que puede hacerlo es la más importante para nosotros, y es nuestro propio Sol, pues nos proporciona calor, luz, estaciones. Estos aportes a su vez generan vientos, huracanes, tornados, etc. Si añadimos que nuestra propia Tierra tiene aún procesos internos activos (léase tectónica de placas), podemos entender, sin recurrir a estrellas desubicadas o dioses demandantes, la razón de los sismos y de los volcanes.

 

Contraria a lo que dice Sábato, mi opinión es que dios no puede hacer nada por manipular la materia o las fuerzas del universo, ya sea por una u otra de estas opciones:
  1. Dios existe, pero no se parece en NADA a lo que tanto se habla de él. Ni es todopoderoso, ni es omnisciente, ni está interesado en nosotros. Simplemente no puede torcer la física del universo a su antojo y mucho menos puede alterar los procesos naturales de la Tierra, ni a favor ni en contra de la humanidad.
  2. Dios no existe. Por lo tanto la naturaleza hace lo que siempre ha hecho, hagamos lo que hagamos, imploremos a quien imploremos.

 

En ambos casos la naturaleza hace lo que siempre ha hecho, nos guste o no nos guste, nos haga vivir o nos mate. En lo personal me inclino por la segunda opción, y explico la primera: si dios existe es como un ente imaginado por el colectivo humano, y con eso se cumple las condiciones de la primera alternativa. Existe pero sólo en la mente de los creyentes. La siguiente imagen ilustra el contraste de las posturas creyente – no creyente.

Imagen de entrada tomada desde http://www.oem.com.mx/eloccidental/notas/n2833139.htm

Posted in Escepticismo | Etiquetado: , , , | 1 Comment »

Los números de 2014

Posted by keithcoors_00 en 30 diciembre, 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 32.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 12 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Posted in Escepticismo | Comments Off on Los números de 2014

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 33 seguidores